Tag

sionismo

Browsing




Para entender la creación de Israel hay que entender el contexto en el que este país se fundó.

Para entrar en contexto, tenemos que entender que pasó unos años atrás. Un buen punto para empezar es entendiendo la situación del mundo un poco antes de la primera guerra mundial. Es difícil creer que hace aproximadamente cien años, todavía vivíamos en una era Imperial. Las grandes potencias eran entre otras: Rusia, Francia, Gran Bretaña, Alemania, Austria-Hungría y el Imperio Otomano, en el cual se encontraba el territorio de lo que es hoy el estado de Israel y la mayoría de países Árabes. La primera guerra mundial empezó tan solo en el año 1914; sin embargo el primer congreso Sionista aconteció en el año 1897. Esto quiere decir que los Judíos ya tenían una idea nacional mucho antes de saber que el mundo y sobretodo el medio oriente, cambiarían por completo durante la primera guerra mundial.

MAPA DEL MEDIO ORIENTE ANTES DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

l mehttps://www.google.com/url?sa=i&source=images&cd=&ved=2ahUKEwiqxNXC1JHjAhUNZlAKHSu1DN0QjRx6BAgBEAU&url=https%3A%2F%2Factualidad.rt.com%2Factualidad%2Fview%2F127356-mapa-comprender-medio-oriente&psig=AOvVaw2dbsXANapUDnkBouygdNJh&ust=1561997421139478

Cabe aclarar que en esta época no existía ninguno de los países Árabes que tienen fronteras con el estado de Israel, exceptuando Egipto. Esto quiere decir que países como Siria, Jordania y Líbano todavía no existían. Jordania e Iraq por ejemplo, son dos casos muy interesantes. Durante la guerra, los Ingleses hablaron con Sharif Hussein (el líder de los Hachemitas en ese entonces) y lo incitaron a revelarse contra los Otomanos, prometiendo a cambio, territorios para que sus hijos gobiernen. Y así fue, Hussein lideró la gran revuelta Árabe en contra del Imperio Otomano. Como resultado al terminar la guerra, se crearon los países de Jordania e Iraq gobernados por sus hijos Abdallah y Faisal respectivamente.

Durante la primera guerra mundial, cayó el gran Imperio Otomano y su territorio en el Medio Oriente quedó en manos de los Ingleses y los Franceses. En 1916 estas dos potencias firmaron el acuerdo Sykes-Picot que se encargaba de dividir este territorio entre ellas. Un año después, el ministro británico de relaciones exteriores le otorgó a los Judíos la declaración Balfour. Esta declaración decía que los británicos veían con buenos ojos el establecimiento de un hogar nacional para el pueblo Judío en Palestina (nombre otorgado al territorio por el Imperio Romano). 

https://mfa.gov.il/mfa/foreignpolicy/peace/guide/pages/the%20balfour%20declaration.aspx

Después de esta declaración, judíos de todo el mundo llegaron al territorio y empezaron a construir el país. Y en el año 1948, después de tres décadas de estar bajo el mandato Británico y de otra guerra mundial, Israel declaró su independencia.

Cuento toda esta historia por una razón muy simple. Muchas veces el mundo critica a el estado de Israel. Critica su creación y no está dispuesto a aceptar su existencia como estado Judío. Muchas veces se dice que el estado de Israel no es legítimo. Pero al hacer estas críticas, todos juzgan el proceso de creación del estado de Israel con los ojos de hoy. Como si este estado se hubiese creado con la situación mundial actual. Por eso los invito a ponerse las gafas del los tiempos en los que Israel se independizó. Y solo así, podrán entender el contexto. Podrán entender que en esa época el mapa del Medio Oriente estaba en constante cambio. Podrán entender que el nacionalismo era algo relativamente nuevo .Y podrán entender que el territorio en el que se fundó el estado de Israel era parte de un gran Imperio que se desmoronó en la primera guerra mundial. Israel se fundó después de recibir el “sí” de los Ingleses y de la ONU. Israel aceptó el plan de partición de la ONU en 1947 y aprovechó su oportunidad para volverse un estado. La misma oportunidad que también tuvieron los palestinos pero sin embargo no aceptaron ya que no se les ofrecía la totalidad del territorio y no estaban dispuestos a compartirlo.  

Todo empezó en el año 1800 antes de la era común cuando nuestro patriarca Abraham llegó a Kn’aan lo que es hoy en día la tierra de Israel. Después de tres generaciones sus descendientes se vieron obligados a mudarse a Egipto. Donde posteriormente empezaron a ser esclavizados y perseguidos por ser parte del pueblo de Israel. Con Moisés como líder el pueblo de Israel salió de Egipto y deambuló durante cuarenta años en el desierto del Sinaí. Al final de esta etapa entraron a la tierra de Israel y la poblaron. Después de un tiempo el profeta Samuel eligió al primer rey para que gobierne a las doce tribus en la tierra de Israel, el rey Saúl. Como su sucesor, subió al poder el rey David, quien proclamó por primera vez a Jerusalén como capital. Y el rey Salomón, quien construyó el primer templo en la nueva capital.

Los Asirios fueron el primer gran imperio en conquistar una parte de la tierra de Israel y cuando lo hicieron, exiliaron a diez de las doce tribus. Dejando en la zona de Jerusalén y lo que es hoy el sur de Judea y Samaria, a dos tribus. Quienes  posteriormente fueron conquistados y exiliados por los Babilonios. Cuando los Persas vencieron a los Babilonios, el rey persa Ciro declaró que los Judíos tenían derecho a retornar a la tierra de Israel. Después de esta declaración, con Ezra y Nehemías como lideres salieron los judíos de Babilonia, para retornar a la tierra de Israel y construir un segundo templo.

Posteriormente los Griegos conquistaron la tierra de Israel y empezaron a poner restricciones en contra del pueblo Judío, lo que llevó a la revolución de los Macabeos quienes derrotaron a los Griegos y consiguieron la independencia por 100 años. Finalmente el Imperio Romano conquistó la tierra de Israel y en el año 70 de la era común, exilió al pueblo Judío de la tierra de Israel. Dejando solo cuatro pequeñas comunidades judías en las ciudades de Jerusalén, Hebrón, Tiberias y Zefad.

Los Judíos exiliados se empezaron a expandir por Europa y a formar comunidades concentradas en distintos lugares. Siempre con la esperanza de algún día poder volver a la tierra a la que llamaban hogar. Durante este periodo de exilio los Judíos sufrieron de muchas persecuciones como la inquisición en España, Pogromos en Rusia y el este de Europa y falta de igualdad y discriminación en donde quiera que se encontraran. Lo que llevó a Teodoro Hertzl, a llegar a la conclusión que la idea de volver a casa no era solo una añoranza de casi 2000 años sino también una necesidad para que el pueblo judío pueda sobrevivir y era hora de ponerse en marcha.

Así fue como empezó el movimiento Sionista. Los Judíos de todo el mundo entendieron que era el momento de volver a casa y levantar un estado donde los Judíos no sufran de persecuciones ni discriminación, donde los Judíos puedan ejercer cargos públicos y donde los Judíos puedan profesar su religión sin ningún tipo de restricciones. Después de esto el pueblo Judío recibió una ultima prueba de que el estado Judío era una necesidad de supervivencia y esta fue el Holocausto. Judíos de todo el mundo empezaron a llegar a la tierra de Israel que en ese entonces se encontraba bajo el mandato del Imperio Otomano y después bajo mandato de los Británicos. Disecaron pantanos, florecieron desiertos y empezaron a construir lo que en un futuro cercano seria el estado de Israel. La fundación de el estado de Israel en el año 1948 no es sino un retorno más del pueblo judío a su tierra natal.

Declaración de independencia del estado de Israel 14 de Mayo 1948