Para contribuir a nuestra creación de contenido entra al botón abajo

Become a Patron!

Para ver el curso de Hebreo recomendado por Etzlil, entra aquí:

http://tracking.eteachergroup.com/SHa

Irán eligió a un nuevo presidente, el término elegir lo vamos a discutir en este episodio, pero el punto es que Irán tiene un nuevo presidente electo que iniciará su término a principios de agosto de este año. 

Este senior se llama Ibrahim Raisi y quiero que en este episodio entendamos juntos que significa la subida de este señor al poder, cuál es su agenda y cómo podría afectar la dinámica de la región. 

Para eso quiero explicar primero un poco sobre el sistema político y electoral de ese país para así entender la llegada de Raisi a la presidencia del mismo. 

La Historia Política de Irán

Como probablemente ustedes ya saben, los primeros 3 ⁄ 4 del siglo XX, Irán era un país occidental, con aspiraciones de modernización y laico. Este estaba gobernado por Shas, que significa en persa reyes.

En los años 70 ‘s, el último shah que hubo en Irán empezó a perder popularidad entre el pueblo, y esto llevó a una revolución en contra de su régimen en el año 1979. Si quieren entender sobre esta a detalle les recomiendo escuchar mi episodio llamado “La Revolución Irani”.

A lo que quiero llegar, es que a pesar de que esta no fue una revolución exclusivamente religiosa, sino que fue una revolución llevada a cabo por varios sectores diferentes de la sociedad Irani, fue un hombre religioso quien terminó tomando el liderazgo de la misma así como el poder en el país cuando ésta acabó y exiliaron al Shah.

Este hombre se llamaba Roullah Khomeini, y era una persona muy influyente en el ámbito religioso ya mucho antes de la revolución y desde ese entonces ya escribía mucho sobre él porque Irán debía ser gobernado por el establecimiento religioso. Es por esto que Khomeini fue exiliado de Irán en la época del mandato del Shah. 

Cuando la revolución logró expulsar al Shah, lo primero que hicieron fue traer de vuelta a Khomeini al país y nombrarlo como el líder supremo del mismo.  Fue entonces cuando nació la República Islámica de Irán que conocemos hoy. Y esto trajo una nueva constitución y todo un sistema político diferente que les voy a explicar ahora.

El Sistema Político y Electoral Iraní

Irán es hoy en día una teocracia mezclada con una supuesta democracia presidencial. Para aclarar que es una teocracia, debo decirles que este es un sistema en el cual quien ejerce el poder político es una persona con un estatus religioso alto. Viéndose así como el representante divino en la tierra que gobierna en nombre de Dios. 

En Irán, esto se ve manifestado en el cargo de líder supremo. Cargo que fue ocupado por primera vez por Roullah Khomeini en 1979. El líder supremo tiene que  ser un Ayatollah. Esta palabra viene del término en Arabe “Ayat Allah” que significa, “El reflejo de Dios”. Este nombre se ha usado desde el siglo XIV para referirse a una autoridad religiosa chiita, y en 1979 se convirtió en el título que lleva el líder supremo de Irán.

El ayatollah, siendo el líder supremo tiene control sobre las tres ramas de gobierno, la legislativa, la ejecutiva y la judicial. El ejército y los medios de comunicación actúan bajo el control del Ayatollah también. Cómo entendemos, este cargo es la máxima autoridad tanto religiosa como política en el país. Quien lo ocupa, permanece en el cargo desde el día de su nombramiento y hasta su muerte.

Es por eso que hasta ahora solo han habido dos Ayatollahs en Irán. El primero, que mencionamos anteriormente, Roullah Khomeini quien murió en 1989. Con su muerte, subió como sucesor en ese año Alí Khamenei, quien sigue ocupando el cargo hasta la actualidad. 

Está dentro de la autoridad del Ayatollah, elegir a las personas para ocupar los siguientes cargos: El Jefe de las fuerzas armadas, El jefe de la judicatura y al dirigente de los medios de comunicación del país. 

Además de eso, el ayatollah designa a seis de los doce miembros del consejo de guardianes, y los otros seis son asignados por la rama jurídica, rama que  tiene un jefe designado también por el ayatollah. 

El consejo de guardianes, es una entidad de mucha importancia, encargada de aprobar a los candidatos presidenciales. Además de también tener el poder de vetar candidatos al parlamento y hasta leyes aprobadas por el mismo en el caso que consideren que estas no concuerdan con la ley musulmana. 

De ahí, el siguiente cargo de gobierno en importancia es el presidente. Este es elegido por votación popular. Pero como les dije antes, para postularse a la presidencia, cada candidato tiene que ser aprobado por el consejo de guardianes, que es nombrado por el ayatollah.

Es decir, no es posible ser elegido como presidente para ningún candidato que no tenga una ideología alineada con la del ayatollah. Ahora, si hablamos de los poderes del presidente, podemos decir que son los siguientes: Este asigna al gabinete, controla la economía, y es la cara diplomática del país. Es por eso que siempre escuchamos mucho sobre los presidentes iraníes, son quienes representan al país en la arena internacional. No se si recuerdan haber escuchado del ex presidente Ahmadinejad, o el actual presidente Hassan Rouhani. 

Asimismo, existe el parlamento, quien actúa como la rama legislativa del gobierno. Este también es elegido según voto popular pero les recuerdo que el consejo guardián puede vetar a cualquier candidato al parlamento, y cualquiera de sus leyes también.

Según vemos, cualquier cargo público en Irán responde directa o indirectamente al líder supremo, el ayatollah. Y aunque el presidente sea de todos los cargos quien más independencia tenga, los candidatos a la presidencia son siempre fieles seguidores de la ideología del líder supremo.

Es por esta razón que en las elecciones presidenciales más recientes, que se llevaron a cabo el pasado 18 de junio, y en protesta al injusto sistema electoral del país, solo un 49% de los ciudadanos con derecho a voto llegaron a las urnas, y un 14% de los votos fueron en blanco o invalidados. Estas son las elecciones presidenciales con más baja participación de los ciudadanos en la historia Irani.

Los resultados de las mismas fijaron al candidato Ebrahim Raisi como el nuevo presidente electo de Irán, quien consiguió un 60% de los votos. A principios de agosto, Raisi empezará a ejercer como presidente, y reemplazará a Hassan Rouhani, quien ha servido el máximo tiempo posible según la ley de la república Islámica, dos términos de 4 años.

Ahora que  ya entendemos un poco mejor sobre el sistema politico y electoral Irani, vamos a hablar de Ehrahim Raisi y así, entender quién es el nuevo presidente electo del país.

Ebrahim Raisi

Raisi nació en el distrito de Mashhad en Irán en 1960, a una familia considerada ser descendiente  directa del profeta Mahoma, es por eso que usa su turbante de color negro, que simboliza esa descendencia directa del profeta. 

Con tan solo 15 años, inició sus estudios religiosos en el seminario Qom, el seminario de estudios religiosos chiitas más grande de Irán. Además en ese entonces, el seminario de Qom era considerado como la cuna de la corriente anti Shah en Irán, pues él estudiaba allí cuando el shah seguía en el poder.

Ya con 21 años, y dos años después de la revolución, Ebrahim Raisi inició su carrera en la rama judicial del país. En esa rama tuvo una carrera larga, y finalmente en el 2019 fue designado como la cabeza de la rama judicial del país por el líder supremo, el ayatollah Ali Khamenei. 

Además de esto, la amnistía internacional, ha denominado a Raisi como miembro de la “comisión de la muerte”. Esto es debido a que en 1988, ya al final de la guerra entre Irán e Irak y asimismo en el final de la vida del Ayatollah Khomeini, este temía que con su muerte, la república Islámica se deteriorara a ser menos Islámica. 

Es por eso, que fue entonces cuando ordenó a un grupo de personas, Ebrahim Rasi incluido, a llevar a cabo una serie de ejecuciones a miles de disidentes políticos que estaban presos en las cárceles. Con su título de poder en la rama judicial en ese entonces, Raisi ayudó a sentenciar a estos prisioneros con cargos como ofensores al Islam y otros del estilo.  

Asimismo, Raisi también realizó ciertos arrestos y sentencias para opositores del entonces nuevo líder supremo Ali Khamenei. Y no solo eso, bajo sus órdenes también cerró periódicos, y llevó a cabo asesinatos selectivos en la década de los 90 ‘s. Época en la que una nueva corriente que intentaba estabilizar las relaciones entre el establecimiento religioso y el mundo laico estaba floreciendo bajo el líder Khatami.  

Posteriormente, Raisi fue de mucha ayuda también para el Ayatollah Khamenei al reprimir al movimiento verde, movimiento pro democracia que empezó a surgir en Irán ya en el siglo XXI. 

Se considera a Ebrahim Raisi como un protegido clave del ayatollah Ali Khamenei, de hecho fue su alumno en el pasado. Es por esto que muchos dicen que es probablemente quien lo reemplace como líder supremo en el momento de su muerte. 

Khamenei ya tiene 82 años, y sus potenciales sucesores ya empieza a ser un tema muy hablado en el país. Muchos han considerado a Raisi como un posible sucesor, y su subida ahora a la presidencia lo ayuda sin duda alguna. Además de esto en varias ocasiones se ha escuchado a Khamenei insinuar que Raisi debería ser su sucesor. 

Es por eso que Khamenei le sugirió a Raisi que saliera un poco de la vida judicial y se diera a conocer un poco más. Es por eso que lo nombró como la cabeza de una fundación de caridad religiosa muy importante llamada Astan e-Qods. Esta fundación controla uno de los sitios religiosos más importantes del mundo chiita, que es la tumba del Imam Reza Shrine, sitio que es visitado por millones de peregrinos cada año y controla muchos fondos que el líder supremo usa a su discreción.

Para 2017, Raisi participó como candidato en las elecciones presidenciales en las que fue re elegido Hassan Rouhani, y finalmente en Julio de este año, en su segunda postulación, Raisi ganó estas elecciones. 

Para las mismas, presentaron su candidatura 600 ciudadanos iraníes, incluyendo al menos 40 mujeres. De todos estos sólo 7 hombres fueron aprobados por el consejo de guardianes. Se dice que el Ayatollah Khamenei tenía tanto interés en la elección de su pupilo Raisi, que hizo que el consejo de guardianes descalificó a muchos de los candidatos que tiene algún chance de ser elegidos dejando así a Raisi participar en las elecciones prácticamente sin competidores reales.

Es por eso que con el porcentaje de votantes más bajo en la historia del país, Raisi fue elegido como presidente y ahora vamos a ver qué podemos esperar de su mandato.

Qué Podemos Esperar del Presidente Raisi

Raisi ha subido al poder en un momento muy crítico para la república islámica de Irán. Pues este país se encuentra en una profunda crisis económica causada por las sanciones estadounidenses impuestas al salir del acuerdo nuclear en el año 2018, y rematada por el COVID 19. Si quieren saber un poco mas del acuerdo nuclear, les recomiendo escuchar el episodio de mi podcast llamado “De que se trata la actividad nuclear Irani”.

Irán necesita volver al acuerdo nuclear con los Estados Unidos para que este país levante sus  sanciones y así, poder sobrevivir esta situación económica que Irán está viviendo. Ahora, es importante entender que para el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, sentarse a negociar con Raisi representa un dilema. Esto es debido a la importancia que Biden le da al asunto de los derechos humanos y la participación de Raisi en la denominada “comisión de la muerte” en 1988 que les mencioné anteriormente.

Estados Unidos ha dejado claro que en el caso de volver al acuerdo, este ya no se reduciría sólo a la fuerza nuclear de Irán, sino que también limitaría sus esfuerzos de mejorar sus capacidades balísticas. Asimismo, Raisi ha declarado que no aceptaría un acuerdo con nuevas limitaciones, sino que sólo acepta el mismo que fue hecho en 2015.

En cuanto a otros asuntos internacionales, Irán ha estado últimamente muy aislado en la arena intencional. Muchos expertos argumentan que  bajo la presidencia de Raisi, este país no hará un progreso muy grande en reintegrarse a la misma debido al asunto que ya hemos mencionado, a la participación de Raisi en la violación  de los derechos humanos. Y asimismo Raisi es denominado por muchos como el presidente más extremista que ha tenido alguna vez la República Islámica de Irán.

Por otro lado, los países con menos afinidad hacia Irán como lo son Israel y los países del Golfo han protestado su descontento con la elección de Raisi como presidente. Esto puede amplificar el conflicto entre estos países.

Y los países que tienen mejores relaciones con Irán como lo son Rusia o Irak han manifestado sus felicitaciones al nuevo presidente electo. 

Internamente, esta elección es un logro para el Ayatollah Khamenei, pues Raisi es el presidente con más afinidad ideológica con el líder supremo que se ha elegido en el país. Es por eso, que a falta de conflicto entre los cargos públicos número 1 y 2 de Irán, la cooperación entre ellos les facilitara la vida a los dos y trabajaran en una misma dirección.

Sin embargo, muchos de los ciudadanos iraníes, sobre todo los que no pertenecen a la facción religiosa de la población, han expresado su descontento con la elección de Raisi y su temor a que las violaciones de derechos humanos en Irán se vuelvan aún más severas.

Write A Comment