Episodio con la entrevista original en Inglés

Episodio con la entrevista doblada al Español

En Argelia, empezó hace dos años la revolución de las sonrisas, o como otros lo llaman también, “Hirak” que traduce “El Movimiento” en Arabe. Esta revolución se trata de protestas pacíficas por parte de una gran porción de los ciudadanos Argelinos donde piden un cambio radical en el sistema político del país, para que sea más democrático, y que sea gobernado por el pueblo.

Ahora, todo esto no es un simple calentamiento momentáneo, esto tiene toda una historia por detrás y yo se las voy a contar. Para eso, vamos a volver un poco en la historia de este país para entender mejor de qué se trata la situación hoy.

Un Poco Sobre la Historia de Argelia

Primero quiero hablar un poco de Argelia. Este es un país ubicado en el Norte de África. En el oriente tiene frontera con Marruecos, en el occidente con Túnez y Libia, en el sur con Mauritania, Mali y Nigeria, y en el norte tiene una larga costa en el mar mediterráneo.

Su capital y su ciudad más poblada es Argel. Argelia es el país más grande de todo África y tiene alrededor de 43 Millones de habitantes. Su población está dividida entre Árabes y Berebéres, y la mayoría de ellos, son musulmanes. 

Argelia tiene una historia muy compleja. Empecemos porque este país fue uno de los últimos en dejar de ser una colonia europea en África. Argelia fue colonia francesa entre los años 1830-1962, es decir 132 años.

Su historia de independencia es fascinante, y prometo hacer algún día un episodio de ella. Pero por ahora, necesitamos seguir avanzando en la historia para llegar a la situación actual. Lo que les puedo decir es que la guerra de independencia de Argelia fue muy sangrienta, duró 8 años y dejó un millón de muertos argelinos.

Además, cuando el movimiento de liberación nacional argelino ganó la guerra, un millón de europeos que vivían allí, se vieron obligados a abandonar el país. Esto creó un problema para los argelinos, pues estos europeos representaban a la gran mayoría de personas educadas en el país y esto creó un vacío y una gran ausencia de profesionales que pudiesen desarrollar el país que por fin los argelinos gobernaban por sí mismos después de haber estado siglos como colonia de otras potencias.

Después de su independencia, Argelia pasó por un presidente que pertenecía al FLN, movimiento de liberación nacional Argelino que luchó en la guerra y este fue bajado dos años después por un golpe de estado realizado por el ejército en el año 1965, quien también apoyaba los ideales socialistas y laicos del FLN .  

De ahí en adelante todos los presidentes que vinieron fueron parte del FLN, debido a que este era el único partido político que tenía permitido existir en el país. 

hasta 1988, año en el que se llevaron a cabo unas elecciones y se permitió que existieran otros partidos. Quién ganó estas elecciones fue un partido Islamista. El gobierno que estaba a cargo no acepto esto y no dejo que este partido Islamista subiese al poder, y al mismo tiempo prohibió la existencia de partidos islamistas. 

Todo esto llevó a Argelia a una guerra civil donde el gobierno luchó en contra de varios grupos Islamistas que surgieron debido al arrebato del poder que el partido Islamista debía recibir de acuerdo a los resultados de las elecciones. Esta guerra empezó en 1991 y terminó en el 2002.

En el año 1999, quien subió al poder fue un senior llamado Abdelaziz Bouteflika. Este presidente se propuso a terminar el conflicto armado y hacer las paces con los grupos Islamistas. 

Este presidente fue reelegido varias veces y así llegó a cumplir 4 mandatos de 5 años. Es por eso que Abdelaziz Bouteflika es el presidente que ha servido más tiempo en Argelia con 20 años como cabeza de estado.

En el 2019, cuando Bouteflika anunció su intención de ser reelegido por 5 vez, fue cuando empezaron los problemas, y esto nos lleva a nuestro tema de hoy.

La Revolución de las Sonrisas

En febrero del 2019, 6 días después de que Bouteflika anunció su lanzamiento para ser reelegido otra vez como presidente del país, los ciudadanos salieron a las calles a protestar en contra de esto de manera totalmente pacífica.

Por qué pacifica? Por dos razones:  la primera es que los ciudadanos Argelinos no quieren que se repita algo parecido a lo que fue la sangrienta guerra civil que tuvieron en los 90 ‘s, y porque vieron los resultados catastróficos de las protestas violentas en los países vecinos 8 años antes durante la primavera árabe.

El ejército reaccionó a estas protestas de una manera fuera de lo común para ser Argelia parte del mundo árabe.

En la mayoría de países árabes donde han habido protestas pacíficas en contra del gobernante, generalmente ha sido el ejército el encargado  de convertirlas en eventos violentos para legitimar su  defensa al gobernante. 

En el caso de Argelia, la reacción fue otra. El ejército escuchó al pueblo y sus demandas hechas en las protestas, y por eso tan solo dos semanas después de que estas empezaron, el ejército forzó a Abdelaziz Bouteflika a renunciar a su cargo y no lanzarse a unas futuras elecciones.

Además, el ejército nombró a un nuevo presidente temporal, y anunció unas futuras elecciones presidenciales. Sin embargo, esto no fue suficiente para el pueblo. Los ciudadanos Argelinos demandaban que toda la elite gobernante saliera del poder y diera paso a una nueva generación. 

Los protestantes gritaban “Que se vayan todos”, dando a entender que el sacrificio de algunas figuras públicas no sería suficiente, y que todo el régimen debería caer para satisfacer las demandas del pueblo. 

Antes de seguir con esta historia, les voy a explicar un poco sobre el porqué del rechazo a la reelección de Abdelaziz Bouteflika y a todo el régimen. Primero que todo, Bouteflika ya llevaba 20 años en el poder, y si era reelegido llegaría a completar 25.

En sus primeros años no fue un mal líder pero en el 2013 sufrió un infarto, y desde ese momento, el pueblo empezó a sentir la ausencia de un líder fuerte. Pues Bouteflika dejó de hablarle al pueblo, de hacer apariciones públicas y de cumplir muchos de sus deberes como presidente.

Adicionalmente, en el 2016, se aprobó una ley en el país que limitaba la cantidad de términos presidenciales a dos, pero Bouteflika logró que esta ley no aplicará a el con el pretexto de que no aplica en retrospectiva y por eso el seria el ultimo presidente que pudiese seguir lanzándose a la presidencia una y otra vez.

Por último, Bouteflika y su gobierno fueron acusados de corrupción severa aprovechándose de la riqueza de petróleo y gas que tiene el país y recibiendo sobornos para dar concesiones a entidades extranjeras. Todo esto mientras que el pueblo Argelino sufría de una severa crisis económica, acompañada de desempleo y malas condiciones para los ciudadanos.

Ahora que entendemos las razones de las protestas, podemos seguir hablando de ellas. Como mencione anteriormente, el ejército se encargó de la renuncia de Bouteflika y de lanzar una ronda de elecciones presidenciales.

Pero esto no satisfacía al pueblo. Pues esto se ve reflejado en el porcentaje de participación en las mismas elecciones, donde solo participó menos de un 40% de los ciudadanos aptos para votar, llegando así a ser la tasa de participación más baja en la historia de Argelia. Muchos ciudadanos argumentaron que esas elecciones eran solo una forma para que ese sistema tan deficiente se regenerara otra vez.

Aun así, las elecciones se llevaron a cabo en diciembre del 2019, y con los votos de los ciudadanos que sí participaron, quedó elegido Abdelmajid Tebboune, quien de hecho era el candidato al que el ejército más apoyaba. 

Debido al rechazo hacia Abdelmajid Tebboune, las elecciones  que lo pusieron en el poder, y la carencia de fe en el sistema, los Argelinos siguieron protestando por 53 semanas seguidas. A todo este movimiento de protestas se le conoce como la revolución de las sonrisas o el movimiento Hirak. 

A esta revolución también se unieron Argelinos viviendo en todas partes del mundo y se vieron varias protestas de apoyo en lugares como Berlín, Montreal, y varias ciudades de Estados Unidos. 

El movimiento Hirak, o la revolución de las sonrisas alcanzó a cumplir una nio de estar activo sin falta. Esto hasta marzo del 2020 cuando empezó un evento mundial que nos cambió la vida a todos. La pandemia COVID 19.

Durante el COVID 19

Cuando la pandemia llegó a este país, el gobierno Argelino, prohibió las reuniones masivas, y por primera vez en un año, las calles del país permanecieron vacías. A pesar de esto, fue entonces cuando todo dio un giro inesperado.

Entre marzo y junio del 2020 más de 200 personas fueron arrestadas y encarceladas por expresar opiniones en contra del gobierno, del ejército, y del presidente. La mayoría de estas personas, son bloggers o periodistas, lo que representa una grave amenaza a la libertad de expresión en el país.

El gobierno Argelino usó la pandemia como un “apaga protestas”, y aprovecharon que las protestas físicas ya no estaban ocurriendo, para apuntar directamente a los manifestantes electrónicos. 

A falta de protestas físicas, el movimiento Hirak paso a las redes. Muchos bloggers y periodistas empezaron a publicar en las redes las demandas que se habían expresado anteriormente en las protestas. 

Adicionalmente, el Hirak no se dejó morir y se convirtió en todo un movimiento cultural donde dentro de este marco los ciudadanos crearon canciones, posters, poemas y memes. Como era de esperarse, el creador del grupo de Facebook “Hirak Memes” fue arrestado y sentenciado a tres años tras las rejas. 

Ya en Octubre del 2020, después de haber estado encerrados por casi 8 meses, las protestas en las calles se reanudaron. Esta vez, ya no era solo por las malas condiciones del pueblo y la deplorable situación en el país la cual había empeorado aún más por causa del Covid 19, sino que también el pueblo empezó a protestar por esta cantidad absurda de arrestos y por su derecho  a la libre expresión. 

Un mes después de que iniciaron de vuelta las protestas, el presidente Tebboune decidió sacar a votación un referéndum para lograr simpatía con el pueblo Argelino. Este referéndum proponía hacer ciertos cambios en la constitución del país que para volverlo más democrático, evitar que líderes tanto del parlamento como el presidente estén tanto tiempo en el poder, y el reconocimiento del movimiento Hirak en la constitución.

El pueblo Argelino no respondió muy bien a esto, pues la tasa de votación fue aún más baja. Pues tan solo un 23% de los ciudadanos elegibles para votar lo hicieron. Sin embargo, la moción fue aprobada y estos cambios en la constitución efectuados.

Muchos de las personas que fueron arrestadas han reportado haber sido torturados por las autoridades locales, y algunos otros han presentado denuncias de abuso sexual también. 

Estas protestas revividas siguen sucediendo hasta hoy, y en febrero de este año, se celebraron los dos años de existencia del movimiento Hirak, o la revolución de las sonrisas. 

Write A Comment