Para contribuir a nuestra creación de contenido entra al botón abajo

Become a Patron!

Para ver el curso de Hebreo recomendado por Etzlil, entra aquí:

http://tracking.eteachergroup.com/SHa

El Golfo Pérsico, el Estrecho de Ormuz y el Golfo de Omán se han convertido en territorios de guerra. Una guerra en donde nadie toma responsabilidades, una guerra donde los blancos son  blancos civiles, y una guerra donde básicamente, no hay reglas.

Este territorio marítimo es uno de los canales de comercio de petróleo más importantes del mundo. Al mismo tiempo, se ha convertido en uno de los más peligrosos. 

Para entender lo que está pasando, vamos a hablar de la ubicación geográfica de este lugar, ver la importancia geoestratégica que tiene, del contexto geopolítico que se necesita para entender a gran escala uno de los conflictos más intensos del Medio Oriente, y los ataques que se han llevado a cabo en este territorio marítimo en el último tiempo. 

Ubicación Geográfica e Importancia de estos Lugares

Empecemos por lo primero, vamos a hablar de la ubicación geográfica del Golfo Pérsico, el Estrecho de Ormuz y el Golfo de Omán. Primero que todo, cabe aclarar, que estos tres lugares están pegados uno al otro, y que juntos forman una secuencia. 

El Golfo Pérsico es un golfo alargado que está bordeado en su lado corto por Kuwait e Irak, y  en cuanto a los dos lados largos, uno es todo costa de Irán, y el otro está compuesto por la costa de Arabia Saudita, de Emiratos Árabes Unidos y de Catar. Además en el golfo pérsico se encuentra Bahrein que es una isla cercana a las costas de Catar y de Arabia Saudita.

Hay una discusión sobre el nombre de este golfo. Pues se llama Golfo Pérsico debido a que la costa Irani es una de las más extensas en el Golfo. Sin embargo, el resto de países que lo rodean son países árabes. Por eso, estos se rehusan a usar el nombre de Golfo Pérsico, y le llaman el Golfo Arábigo.

Ahora, si seguimos avanzando más al sur, llegamos al estrecho de Ormuz, que es precisamente la salida del Golfo Pérsico. Este es un paso de agua muy angosto por el que se tiene que pasar para llegar del golfo pérsico al golfo de Omán y vice versa. 

A un lado de este estrecho se encuentra Irán, continuando su costa en el Golfo Pérsico, y el otro es un territorio Omaní. Este, de hecho no está conectado al resto del territorio de Omán sino que es un enclave en los Emiratos Árabes Unidos. En su punto más angosto, el estrecho de Ormuz mide tan solo 39 Kilómetros. 

Siguiendo la secuencia, llegamos al Golfo de Omán, que está justamente saliendo del estrecho de Ormuz. Es un golfo mucho más amplio que ya pertenece al mar Arábigo que pertenece al océano Índico. 

Me parece importante ubicar estos lugares en el mapa porque así podemos entender su importancia geoestratégica. Pues los países que rodean estos lugares están entre los productores de petróleo más importantes del mundo.

Es por eso que estos golfos conectados por el estrecho de Ormuz, son las vías de tránsito de petróleo más importantes del mundo. Para ponerlos un poco en perspectiva, en el 2018, pasaron en promedio 21 millones de barriles de petróleo diarios por el estrecho de Ormuz. Es decir,  que transitaron entre los dos golfos. Esto representa más o menos una quinta parte del petróleo que se consume mundialmente en un día.

No solo eso, del petróleo que llega a transportarse de manera marítima, 1 ⁄ 3 pasa en algún momento por el estrecho de Ormuz.  Y esto es solo el petróleo. Si queremos también considerar al gas natural, del que es transportado marítimamente, 1 ⁄ 4 pasa en algún momento por el estrecho de Ormuz. 

Y esto dejando de lado todo el resto de productos que transitan por allí. No solo es importante lo que estos países exportan, sino también lo que importan. Muchos países como Catar, Bahréin, Irak y Kuwait, se encuentran totalmente dentro del Golfo Pérsico. El paso por el estrecho de Ormuz es la única manera de llevar algo a estos países por mar. 

Ahora que entendemos que son estos lugares, dónde están ubicados, y cuál es su importancia, vamos a hablar un poco de los países que se encuentran a su alrededor.

La Geopolítica Alrededor de los Golfos

Por un lado, están Arabia Saudita, Emiratos Árabes, Qatar, Bahrein, y Omán que son los países que pertenecen a una asociación llamada el CCG (Consejo de Cooperación del Golfo). Estos países son en su mayoría de liderazgo Sunita y su principal fuente de ingresos es la venta de petróleo y gas natural. 

Además, entre los países del CCG tienen varios tratados comerciales. Adicionalmente tratan de llegar a cierta homogeneidad entre ellos con respecto a regulaciones económicas, estilo de turismo, varios tipos de leyes, y administración. Y aparte de eso cooperan en ciertos campos tales como agricultura, desarrollo tecnológico y minería.

Todos estos países tienen a la monarquía como forma de gobierno. Los poderes que tienen otros cargos públicos varían entre los países. Sin embargo generalmente las personas que ocupan estos cargos públicos son elegidos por la familia real. 

Se puede decir que el país líder del CCG es Arabia Saudita, siendo este el más grande de todos. Además tiene la mejor capacidad militar y también una autoridad religiosa. Meca Y Medina, las dos ciudades mas importantes para el Islam se encuentran allí.

En las relaciones entre estos países no todo es color de rosas. Hay varios desacuerdos sobre todo en cuanto a las relaciones internacionales de estos países. Pero para llegar a eso, tengo que explicarles un poco sobre el país que se encuentra al otro lado del golfo pérsico, Irán.

Irán es un país de mayoría musulmana Chiita, gobernado por un líder supremo que pertenece al establecimiento religioso radical. Irán ha tenido dos líderes supremos debido a que el cargo es vitalicio. El primero fue Rohullah Khomeini que subió al poder con la revolución iraní en 1979. Con su muerte 10 años después, subió al poder el actual líder supremo, el ayatollah Ali Kamenei.

Desde que subieron los Ayatolas al poder, Irán ha desarrollado enemistades con los países de occidente. También con Israel, y así mismo con sus vecinos Sunitas y simpatizantes del occidente, los países de la CCG, y en especial Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

Además de esto, es importante saber que Irán lleva muchos años intentando conseguir un arma nuclear. Es por eso, que la comunidad internacional está muy preocupada y ha intentado negociar con Irán para que deje de proliferar su energía nuclear. Y asimismo, le ha impuesto sanciones por hacerlo.

En el segundo término presidencial de Barak Obama, firmó un acuerdo donde levantaba las sanciones económicas a Irán. Esto a cambio de que este país no siga intentando conseguir armas nucleares.

Sin embargo, en el 2018, bajo el mandato de Donald Trump, Estados Unidos se salió del acuerdo. Lo hizo argumentando que Irán seguía desarrollando estas armas de manera clandestina. Argumentó que el levantamiento de las sanciones sólo le permitiría hacerlo más rápido, entonces las volvió a imponer.   

El nuevo presidente Joe Biden, desea volver al acuerdo pero con nuevas condiciones. Por ejemplo una mayor regulación, y la prohibición también del desarrollo de misiles de alta precisión, los cuales podrían cargar bombas nucleares y llegar a blancos muy específicos. 

Irán, por su lado, afirma que no volverá al acuerdo si no es con las mismas condiciones que firmó Barak Obama en el 2015. Ahora, se están llevando a cabo unas negociaciones al respecto basadas en Viena. Sin embargo, estas no han tenido mucho avance todavía.

Mientras tanto, países que se sienten amenazados por la fuerza nuclear Irani, tratan de evitar el avance con respecto a su producción de armas. Estoy hablando principalmente de Arabia Saudita, Los Emiratos Árabes Unidos, Israel, Estados Unidos y el Reino Unido.

Ahora, con respecto a las diferencias entre los países de la CCG. Estas son debido a que no todos consideran a Irán su enemigo y cooperan económicamente con este país. Estoy hablando sobre todo de Catar. 

Desde los 90 ‘s, Catar ha desarrollado lazos económicos con Irán y ha dejado de criticar sus políticas internacionales. Esto lo ha llevado a estar en una crisis diplomática con los otros países de la CCG, de la cual tenemos un episodio también.

Omán, por su lado, tiene relaciones diplomáticas abiertas con Irán. A pesar de eso, Omán es considerado un país neutral y la verdad es que no tiene ningún problema con nadie. Además, Omán no es un país ni sunnita, ni chiita. Omán es un país musulmán con una mayoría y un gobierno pertenecientes a una pequeña corriente del Islam llamada Ibadi.

Los Ataques a los Barcos en los Golfos

Ahora, ya entendiendo este contexto, les quiero contar que esta semana, un “dron suicida” ha atacado a un barco que se dirigía a un puerto en los Emiratos Árabes. Este barco estaba manejado por una compañía Inglesa, de la que es dueño un israelí residiendo allí llamado Eyal Ofer.

El barco pasaba cerca de las costas de Omán cuando fue atacado. En el ataque fallecieron dos personas a bordo del barco, uno de ciudadanía Inglesa y el otro Romano. Israel ha culpado abiertamente a Irán por el ataque, al igual que Estados Unidos. 

Este no es el primer ataque del estilo en el golfo de Omán ni el Golfo Pérsico. Este ya es un tipo de ataque que se le puede llamar común en esas aguas. Muchas personas hablan de piratería incluso. 

Los fines de los ataques no son solo geopolíticos, son también a veces por dinero. Además, no siempre son ataques de misiles o bombas, se han escuchado últimamente también ataques cibernéticos a los computadores que controlan los barcos.

Ahora, quiero que pasemos a hablar con Matty Zwaig, Magistrado en Ciencias Políticas, Comportamiento Organizacional y Sustentabilidad, ha trabajado en distintos marcos del Ministerio de Relaciones  exteriores Israeli y en la Oficina del Primer Ministro. Es también ex-diplomático Israeli en Siberia y el Lejano Este de la Federación Rusa y ha participado en misiones de Asesoría Política en Suecia y Uruguay. (entrevista arriba)

Write A Comment