La Historia del Grupo Wagner

Rusia, como muchas otras potencias mundiales, tiene una larga historia de utilizar grupos proxy para cumplir su agenda en el terreno internacional. Esto lo vemos desde la época soviética en adelante.

Voy a explicar el significado de los grupos proxy para que todos lo tengamos claro. Un grupo proxy es un partido externo que actúa bajo los intereses y la patrosinación de una potencia. Esto es muy conveniente ya que mientras cumple la agenda de la potencia, esta no se atribuye ninguna responsabilidad sobre sus acciones.

Les digo esto porque muchos analistas ven al grupo Wagner como un grupo proxy ruso por su presencia y sus acciones militares en varios territorios e interés ruso como el Medio Oriente o África.

El grupo Wagner no tiene muchos años de existencia, pues se creó en 2014 durante la guerra entre Rusia y Ucrania por Crimea. Ellos fueron allí un tipo de apoyo al ejército ruso y desde ese momento, se puede decir que se creó el grupo Wagner y desde ahí, empezaron a llegar a diferentes conflictos en zonas de influencia rusa o de interés ruso para cumplir la agenda de ese país como un grupo militar privado.

El grupo Wagner está ligado a un oligarca ruso que muchos lo conocen como “El Chef de Putin”. Su nombre es Yevgeny Prigozhin, un hombre nacido en San Petersburgo en 1961. Prigozhin, pasó 9 años en la cárcel allá por fraude, robo y otros delitos. 

Al salir de la cárcel, se convirtió en un vendedor de perros calientes y después se convirtió en socio de una cadena de tiendas de comida. Prigozhin tuvo mucho éxito en sus negocios, y así fue ganando más dinero y más poder. 

Esto lo llevó a fundar los primeros casinos en San Petersburgo en la década de los 90 ‘s durante la transición rusa al capitalismo. Y este negocio solo siguió aumentando su cantidad de poder y dinero. 

Unos años más tarde, Prigozhin abrió su propio lujoso restaurante en un bote remodelado que flotaba por los canales de San Petersburgo, este se llamaba “La Nueva Isla”, y fue ahí cuando tuvo el golpe de suerte más grande en toda su carrera. En el 2001, el mismísimo Bladimir Putin llegó a comer en su restaurante, y desde ese momento, ellos dos, formaron un lazo que sigue vigente hasta el día de hoy. Y de ahí viene el apodo que tiene “El Chef de Putin”.

Gracias a este lazo con el presidente Ruso, Prigozhin tuvo la idea de vender a sus socios su parte de “La Nueva Isla”, y abrió su propia línea de restaurantes llamada “Concord Catering”. Esta nueva línea de catering perteneciente a Prigozhin, ganó lo equivalente 1.2 billones de dólares gracias a contrataciones que recibió del gobierno para ser el servicio de comida de varios colegios gubernamentales, o facilidades militares.

Parte de este dinero ganado con el catering, fue usado en el 2012 por Prigozhin para abrir una agencia de investigación de internet basada en San Petersburgo. Esta compañía cuenta con una cantidad muy grande de troles que actúan en la red para satisfacer los intereses políticos rusos o de oligarcas del país que pagan por esto.

Si no saben que es un troll, les cuento que es una persona con identidad desconocida que publica mensajes en las redes que muchas veces causan polémica, o son provocadores o sabotean ciertas cosas. Esto es muy valioso ya que el internet no tiene fronteras, y estos trolls tienen acceso para llegar a cualquier persona del mundo o para unirse a cualquier conversación.

Con esto, pueden llegar a causar una sensación de opinión pública general muy diferente a la real y con esto se puede convencer a las personas de apoyar alguna idea o hasta de actuar a favor o en contra de algo  que capaz cumple con el interés de quienes pagan a estas agencias con trolls para promoverlo en la red. Esto lo hacen en las redes sociales, en la sección de comentarios de las páginas de noticias y en cualquier plataforma cibernética que tenga un espacio para que los usuarios puedan participar en una conversación. 

Es entonces cuando Prigozhin se convirtió en un aún mejor aliado de Bladimir Putin y del Kremlin. Y no solo eso, además su fortuna y  su poder crecieron de una manera exorbitante.

Y todo esto nos lleva de vuelta al 2014, cuando el se creó el grupo Wagner que ha sido ligado a Prigozhin. Como podemos ver, Prigozhin controla muchas agencias y negocios alrededor del mundo, y esto es facilitado por su afinidad con el gobierno ruso. “La Organización Militar Privada Wagner” es uno de los ejemplos.

Esta organización tiene como comandante a un senior llamado Dimitry Utkin, un ex militar ruso que también sirvió como jefe de seguridad de Prigozhin. Sin embargo, Prigozhin ha negado rotundamente su concepción al grupo Wagner, pero todos los hechos apuntan a lo contrario.

Después de su papel en Crimea, el grupo Wagner ha estado presente en varios conflictos del Medio Oriente y de África. Y estos lugares no son casualidad, todos y cada uno de ellos tienen dos cosas en común: 

  1. Son zonas de interés ruso, ya sea militar o económico
  2. Son zonas de interes de Prigozhin. Esto es según los recursos naturales de ese lugar  tales como petróleo, uranio, o piedras preciosas.

Habiendo explicado todo esto, es importante explicar un poco más a fondo que es una organización militar privada. Hay muchas organizaciones militares privadas en el mundo, muchas veces son también conocidas como mercenarios, es decir “Soldados de alquiler”.

Lo que es importante aclarar es que este tipo de empresas, como lo dice su nombre, son privadas y esto significa  que no pertenecen a ningún gobierno, o por lo menos no oficialmente. 

Estas empresas pueden ser contratadas por cualquier tipo de entidad o gobierno que requiera sus servicios. Dichos servicios pueden ser cualquier cosa relacionada a seguridad, entrenamiento militar, cumplimiento de misiones o refuerzos en algún conflicto o guerra.

Algo muy interesante de estas compañías, que creo que es proporcional a cualquier tipo de empresa, es que al ser privadas y no pertenecer a un gobierno, sus contratistas son mucho mejor remunerados.

En el caso del grupo Wagner, se dice que  un soldado de ellos gana alrededor de diez veces más que un soldado del ejército ruso y un comandante alrededor de tres veces más. 

Ahora que ya entendemos más a fondo el concepto del grupo Wagner y hemos hecho un pequeño recorrido por su historia de creación, vamos a hablar un poco de cómo se conecta este  grupo con el Medio Oriente, cuáles son los conflictos a los que ha entrado, y cuál ha sido su efecto en ellos y en los países en donde suceden. 

El Grupo Wagner en Siria

Vamos a empezar por el primer país del Medio Oriente al que llegó el grupo Wagner: Siria.

Como todos sabemos, en Siria hay una guerra civil desde el año 2011, desde la primavera árabe. 

En resumen trata de que Siria tiene hace ya 40 años un gobierno perteneciente a la minoría Alauita Chiita que gobierna a una mayoría sunita. Además este gobierno ha estado en las manos de tan solo dos personas en los últimos 40 años y estos son padre e hijo: Hafez y  Bashar Al Assad.

En 2011, cuando estalló la primavera Arabe, el pueblo Sirio también salió a protestar en contra de sus gobernantes. Muy pronto, esas protestas se convirtieron en una guerra civil que posteriormente se tradujo a una guerra entre los Chiitas y los Sunitas del Medio Oriente y  finalmente se convirtió en un campo de batalla internacional donde las más grandes potencias se unieron a alguno de los lados para cumplir allí sus intereses.

Rusia, entró a la  guerra del lado del gobierno Chiita de Bashar Al Assad en el año 2015.  Rusia entró a esta guerra por pedido del gobierno de Assad. Sin embargo, nada viene gratis. Pues Siria ha sido durante la historia moderna  uno de los mejores aliados de Rusia en el Medio Oriente. Allí, Rusia tiene bases militares y acceso a una costa del Mar Mediterráneo muy estratégica.

Como sabemos, Estados Unidos ha sido durante los últimos años, aliado de las potencias sunitas del Medio Oriente, tales como Egipto, y Arabia Saudita, además de ser aliado de Israel. Para igualar este nivel de influencia en el Medio Oriente, Rusia se ha aliado con el bloque Chiita que está constituido principalmente por Irán, las milicias chiitas de Irak, y el gobierno de Bashar Al Assad en Siria.

Con todo esto dicho, entendemos que Rusia no se podía perder esta importante alianza con Siria, y esto hubiese pasado sí Rusia se hubiera negado a entrar a la guerra y también hubiese pasado sí el lado Sunita que intentaba bajar a Assad del poder hubiese ganado.

Es por eso que de igual manera, era interés de Rusia intervenir militarmente en esta guerra civil en Siria con el objetivo de que Bashar Al Assad conserve el poder, y conservarlo como un aliado clave en la región. Adicionalmente, Estados Unidos estaba también involucrado en la guerra apoyando a facciones del otro lado, y claro, esto es también una oportunidad para continuar esa guerra fría que dicen que se acabó.

Ahora, junto con el ejército ruso, el grupo Wagner entró a la guerra también. Y esto no es casualidad. Pues en este caso, los intereses comerciales de Prigozhin estaban alineados con los intereses del gobierno Ruso que mencioné anteriormente. 

Pues se encontró un contrato donde el gobierno de Assad se compromete a entregar al grupo Wagner un 25% de las utilidades de cada una de las facilidades de petróleo que este grupo recuperara. Y es ahí donde vemos el interés comercial del grupo Wagner fusionado con el interés político del gobierno Ruso.

Y después de este contrato, efectivamente el grupo Wagner atacó una facilidad petrolera operada por Estados Unidos, sin embargo la misión fracasó. En este intento fallido de tomar esta facilidad petrolera, resultaron muertos entre 200 y 300 soldados del grupo Wagner por la respuesta de Estados Unidos.

Se dice que el grupo Wagner envió alrededor de 5000 hombres a la guerra en Siria a apoyar al ejército de Bashar Al Assad. Aparte de retomar facilidades petroleras y minas, estos hombres se encargaban de protegerlas para que no sean reconquistadas por los rebeldes o por los kurdos o por los grupos terroristas como Al- Qaeda o ISIS. Es decir, cualquiera de los grupos opuestos al presidente Sirio Bashar Al Assad.

Los soldados del grupo Wagner hicieron también otro tipo de acciones que no serían bien vistas en la comunidad internacional si las hubiese hecho el ejército ruso. Por ejemplo, se publicó un video de soldados del grupo Wagner rompiéndole las piernas a un desertor del ejército de Assad, además de otros asesinatos reportados por agencias no gubernamentales que abogan por los derechos humanos e investigan crímenes de guerra.

Tanto el ejército Ruso como el Grupo Wagner fueron factores clave que ayudaron tremendamente a que Assad se quede en el poder. 

El Grupo Wagner en Libia

Ahora vamos a pasar a otro país del Medio Oriente en el que se encuentra el grupo Wagner cumpliendo los intereses del Kremlin hasta hoy, y este es Libia.  

Como saben, Libia es un país que también se encuentra en guerra civil desde la primavera Arabe en el 2011. Este conflicto no se hizo tan internacional como el Sirio, pero si llegaron a influenciarlo varios países externos. 

En 2011, con la primavera Arabe, el pueblo Libio se levantó en contra de su dictador de 42 años, Muammar Gadafi. Cuando consiguieron darlo de baja, fue cuando empezó todo el caos. Pues los rebeldes que lo bajaron no lograron estabilizar al país, y desde ese momento, se crearon dos gobiernos alternos en Libia, uno en Trípoli, llamado el Gobierno de Acuerdo Nacional, el GNA,  y el otro en la provincia de Cirenaica liderado  por un militar Libio llamado Haftar. 

Hasta hace menos de un mes, cuando se creó por fin un gobierno unificado, estos dos gobiernos lucharon uno contra el otro por el control total sobre Libia. El lado del GNA, que gobernaba la zona de Trípoli, era apoyado por Turquía, ya que era de interés turco que ellos conservaran el poder por acuerdos que tenían sobre el gas natural que hay en el mar entre los dos países. 

Y por el otro  lado, al gobierno de Haftar, lo apoyaba Rusia. Se preguntarán por qué Rusia apoya al lado de Haftar.  Pues ese es el lado del conflicto con el que Rusia tiene una afinidad ideológica, y Rusia está interesado en las fuentes de energía que se encuentran en Libia tales como el petróleo.

Es por eso que Rusia entendió que sí logra hacer que Haftar gane el poder en el país, pues le vendrían muchos  beneficios posteriormente con la devolución de favores. 

Junto con los militares rusos, llegaron a Libia mercenarios del grupo Wagner para ayudar al general Haftar. Según fuentes de las Naciones Unidas, estos mercenarios del grupo Wagner son usados por Haftar como francotiradores y entrenadores de sus fuerzas. 

También los soldados del grupo Wagner se han encargado de llevar a cabo misiones allí, que otra vez,  no son dignas del ejército de un país y han contrarrestado el apoyo turco al otro lado del conflicto.

Ahora, se sabe también de la presencia del grupo Wagner en Sudán y la República Centroafricana, otros lugares donde los intereses de Prigozhin se alinean con los del Kremlin.

El Grupo Wagner

Estos grupos mercenarios como el grupo  Wagner son un problema. Pues son un pequeño ejército controlado y patrocinado por un país al que no se le atribuyen sus acciones. Imaginense que es como tener un ejército con inmunidad política.

Es por eso que al grupo Wagner lo  han denominado muchos analistas como la mano  invisible de Bladimir Putin.

Write A Comment