Para empezar, vamos a ubicarnos en tiempo y en espacio. La Guerra de los 6 Días sucedió entre el 5 y 10 de Junio del año 1967. De un lado luchaba Israel, y del otro sus países vecinos: Egipto, Siria y Jordania, apoyados con tropas y armamento por muchos otros países árabes tales como Irak, Sudán y Líbano entre otros.

La guerra se llevó a cabo en varios frentes, todos en las fronteras de Israel con estos tres países vecinos. Por un lado, en los altos del Golán luchó Israel con Siria. Por otro lado, en la península del Sinaí lucho Israel con Egipto. Y como tercer frente lucho Israel con Jordania en la zona de Judea y Samaria y Jerusalén. 

De esta corta pero poderosa guerra, salió victorioso el estado de Israel en contra de todo pronóstico. Y esto tuvo un impacto muy muy fuerte en el Medio Oriente. Es por eso que esta guerra es conocida como un punto decisivo en la historia del mismo.

Contexto Histórico de la Guerra

Vamos a devolvernos a los años 50 ‘s. Tenemos que entender que para esa época, todos los países del Medio Oriente eran bastante jóvenes. Pues la gran mayoría recibió la independencia en la década de los 40 ‘s.  

En esas épocas, los países todavía no eran muy estables. Es por eso que en los años 50 ‘s hubo golpes de estado en varios países del Medio Oriente. De pronto el más significativo de todos fue el de Egipto en el año 1952. 

Gamal Abdel Nasser, un oficial del ejército egipcio subió al poder derrocando así, al último rey de la dinastía de Muhammad Ali que llevaba en el poder ya 150 años. Nasser tomó el poder junto con un grupo de oficiales del ejército. 

A esta revolución, la acompañó una ideología muy fuerte llamada “La Filosofía de la Revolución”. Esta fue escrita por Nasser y prometía varios cambios en el país. Entre ellos: más igualdad entre ciudadanos, mejor repartición de tierras, y llevar a Egipto a ser uno de los países más importantes de la región. Ademas, esta ideología se identificaba como árabe nacionalista, socialista y laica. 

Nasser también promovía el Panarabismo. Esta es una ideología nacionalista Arabe que proponía la union de todos los países Arabes con el objetivo de ser mas fuertes juntos. Esta ideología ponía en primer lugar el aspecto de la cultura Arabe sin importar la religión. Es más, esta ideología era bastante laica ya que era socialista y de hecho algunos de los grandes líderes de la misma eran cristianos. 

Por eso, siguiendo la ideología del Panarabismo, en 1958 Nasser logró la creación de una asociación entre Egipto, Siria e Irak llamada “La República Arabe Unida”. Nasser obviamente era la cabeza visible de la unión. 

Esta asociación se absolvió con la retirada de Siria de la misma. Se retiraron porque se dieron cuenta que Nasser ponía a Egipto sobre el resto de países y envés de tomarlos como una sola república unida como lo había prometido. 

A pesar de la salida de Siria, esta ideología panarabista, socialista y laica no murió. Como prueba de eso, podemos ver el golpe de estado con el que el partido del Baath, partido líder de esta ideología subió al poder en Siria en el año 1963. 

Así mismo, en Irak este mismo partido tomó el poder en el mismo año. 

Ahora, solo 4 años antes de la guerra de los 6 días, sabemos que tanto en Siria como en Egipto, habían gobiernos totalmente en contra de la existencia de su estado vecino, el estado de Israel. 

Siria y Egipto, no terminaron muy contentos uno con el otro después de la desintegración de la República Arabe Unida. Es por eso que cada uno intentaba ganar más influencia en la región y mostrar más poder. 

Una de las maneras de hacerlo en esa época, era mostrar cuánto apoyaban a la causa Palestina y cuán significativos eran para la misma. Es por eso que tanto Egipto como Siria, cada uno por su lado, empezaron a hacer ciertas hostilidades en contra de Israel. 

Siria mantuvo siempre la frontera bastante caliente. Francotiradores Sirios disparanban a campesinos israelíes cerca a la frontera diariamente. Además, intentaron desviar al río Jordán para que no bañara más a la única fuente de agua dulce israelí, el lago Kineret o también conocido como el mar de Galilea. Esto lo evito Israel gracias a un espía infiltrado en el Gobierno Sirio. Me imagino que todos han escuchado el nombre Eli Cohen. 

Por el otro lado, Egipto en el año 64 promovió la creación de la OLP, la primera organización oficial representante de los palestinos liderada por Yasser Arafat. Sin embargo, la frontera entre Egipto e Israel era relativamente callada. Esto era debido a que después de la guerra de 1956, fuerzas de la ONU se ubicaron en la península del Sinaí para mantener la tranquilidad en la zona.

Por su lado, Jordania era gobernada en esa época por la dinastía Hussein que ha gobernado allí desde la creación del país y hasta hoy. En ese país, residían varias guerrillas palestinas que atentaban en contra de Israel rutinariamente. Jordania servía como base para la OLP y también estaba en contra de la existencia del estado de Israel. 

Ahora, también es importante entender la situación de Israel en las vísperas de la guerra. Israel era un estado con solo 19 años de existencia. Israel estaba en pleno proceso de recuperación económica, después de las duras épocas que este país sufrió en los 50 ‘s. Y para rematar, estaba rodeado de países vecinos que se oponen completamente a su existencia. 

Ahora que ya conocemos el contexto de los cuatro países más involucrados en la guerra antes de la misma, vamos a ver sus causas inmediatas.

Causas de la Guerra de los 6 Días

Primero que todo, Siria y Egipto, se reunieron y firmaron un tratado de defensa mutua. Tratado al que luego se unieron también Jordania e Irak. Esto, obviamente empezó a alarmar al gobierno Israeli.

Luego, tanto Siria como Egipto expulsaron a las fuerzas de la ONU que se encargaban de mantener la paz entre ellos e Israel. Otra cosa que dejó a Israel inquieto. Luego, tanto los Sirios como los Egipcios empezaron a mover sus fuerzas armadas hacia sus fronteras con Israel.

Encima, Egipto bloqueó el estrecho de Tiran. Este era el único paso para los barcos israelíes que salían del puerto de Eilat. Esto es una clara provocación de guerra.

Y como la gota que derramó el vaso, los presidentes de Egipto e Irak anunciaron abiertamente que la destrucción del estado de Israel era su principal objetivo.

Convencidos por su superioridad militar, los egipcios celebraron las acciones hostiles de su gobierno en contra de Israel. Mientras que los Israelíes estaban preocupados por su existencia. Israel creía que la posibilidad de victoria era mínima, y si se conseguía, el precio iba a ser muy alto.

Con toda esta presión encima, el gabinete de Israel se reunió para decidir cómo reaccionar. Al final de esta reunión, se acordó con una votación de 12 contra 2: que Israel realizaría en la mañana siguiente un ataque preventivo en contra de estas fuerzas hostiles. Esto, para ganar una ventaja en esta guerra que ya estaba prácticamente declarada y que ningún pronóstico pondría a Israel como vencedor. 

Además de que Israel necesitaba un gran número de reservistas para pelear en tres frentes diferentes. Este número, no se podía mantener por mucho tiempo ya que la gran mayoría de estos reservistas eran civiles esenciales para la economía del país. Es por eso que se vieron forzados a encontrar una solución para que la guerra durara poco y estos reservistas volviesen a la fuerza laboral del país. 

Y según lo decidido en el gabinete, a la mañana siguiente Israel salió a una operación llamada “operación Foco” que desató el inicio de la guerra. Israel entendió que la superioridad aérea era esencial para ganar la guerra; sin embargo esa superioridad la tenía Egipto. 

Operación Foco

Por eso, el ataque sorpresa israelí del 5 de Junio de 1967, “la Operación Foco” tenía como objetivo paralizar a la fuerza aérea egipcia. En esa mañana, el escaso arsenal de aviones israelíes viajaron a atacar a los aviones egipcios parqueados en sus hangares. Israel tenía muy pocos recursos aéreos en la época, sin embargo no lo aparentaban. Pues estos mismos   aviones llegaban a las bases aéreas egipcias, destruyendo sus aviones todavía en el suelo, volvían a territorio israelí, y a los 5 minutos regresaban a destruir más aviones egipcios. 

En unas cuantas horas, la fuerza aérea egipcia ya había sido destruida casi por completo. Sin embargo, el gobierno Egipcio sacó falsos comunicados diciendo que habían salido victoriosos de esos ataques israelíes. Esto para arrastrar a sus países aliados Siria y Jordania a la guerra en contra de Israel. 

Con esto, las fuerzas aéreas Sirias y Jordanas empezaron a atacar a la Israeli, entonces la operación foco se extendió también a destruir los aviones Sirios y Jordanos.

Al final del día, con muy pocos recursos aéreos, Israel había destruido más de 450 aviones militares de los 3 países, la mayoría sin haber despegado del suelo. Esto le garantizo a Israel la seguridad de sus fuerzas terrestres y equilibro la gran desventaja en la que estaba luchando contra tres países. Es por eso que la operación foco es considerada una de las operaciones militares más exitosas de la historia.

Muchos dicen que sin esta operación, Israel nunca hubiese sobrevivido la guerra.

La Guerra

Después de la operación foco, en tan solo tres días, Israel logró recuperar el territorio de la franja de Gaza y conquistar la península del Sinaí. Esto le permitió a Israel volver a abrir el estrecho de Tiran para que sus barcos comerciales pudiesen tener libre paso.

En el frente Oriental contra Jordania, le tomó a Israel 2 días tomar el control de la ciudad de Jerusalén. Este es uno de los eventos más importantes de la guerra. Pues Jerusalén es la capital histórica del pueblo judío ya por más de 2000 años. En la guerra de independencia, en el 48, esta ciudad fue conquistada por Jordania. Asimismo, este país prohibió que los judíos llegaran a rezar al lugar más santo de la religión, el muro de los lamentos ubicado en la ciudad vieja.

Los israelíes no podían creer que la ciudad añorada estaba en las manos de Israel después de 19 años de estar bajo control Jordano. Se cuenta que durante esos 19 años, los israelíes que vivían en el occidente de Jerusalén, se montaban a los techos de las casas para rezar desde allí y poder ver el muro. Y ahora, por primera vez en la existencia de Israel, los judíos podían ir a rezar libremente al lugar más santo para el judaísmo.

Además de Jerusalén, Israel le ganó a Jordania los territorios de Judea y Samaria. Este lugar también fue conquistado por Jordania en el 1948, expulsando a todos los judíos que vivían allí. Durante esos 19 años de control sobre Judea y Samaria, Jordania intentó anexar este territorio a su país, pero ningún otro lo reconoció. 

2 días después de haber empezado la Guerra, el consejo de seguridad de la ONU propuso un cese al fuego. Este lo acogieron Israel, Egipto y Jordania. Sin embargo, el ejército Sirio siguió atacando a Israel por su frontera norte en un lugar llamado los altos del Golán.

Por la continuidad de los ataques Sirios a los poblados civiles del norte de Israel, Israel llevó a cabo una operación ofensiva en los altos del Golán, para así asegurar la seguridad de sus ciudadanos a los que los sirios llevaban atacando ya más de dos décadas.

Tenemos que imaginarnos un poco el panorama para entenderlo: El mar de Galilea es la única fuente de agua dulce que tiene Israel. Por lo tanto hay allí varios poblados que se dedican a la agricultura y a la pesca. 

Al lado oriental de este lago, hay una serie de montañas que se llaman “Los Altos del Golán”. Estas montañas miran directamente al valle donde está el lago y sus poblados. Es una posición perfecta para que francotiradores sirios atacaran a estos agricultores y pescadores. Es por eso que para Israel era tan importante ganar esos territorios para asegurar a la población agrícola asentada alrededor del lago. 

Por eso, Israel atacó el Golán para conquistarlo de los Sirios que siguen atacando desde allí. 

Cuando Israel los derrotó y los expulsó de los altos del Golán, Siria aceptó también el cese al fuego. Esto sucedió el 10 de Junio, concluyendo así con la guerra de los 6 días.

6 días volvieron a dibujar el mapa del Medio Oriente, Israel conquistó la península del Sinaí de Egipto, Judea y Samaria de Jordania y los Altos del Golán de Siria. En el próximo capítulo, vamos a hablar de qué paso con cada uno de estos territorios. 

Write A Comment