Para contribuir a nuestra creación de contenido entra al botón abajo:

Become a Patron!

Para ver el curso de Hebreo recomendado por Etzlil, entra aquí:

http://tracking.eteachergroup.com/SHa

La guerra entre Irán e Irak sucedió entre los años 1980 y 1988. En estos terribles años murieron más de 500.000 personas, la mayoría, civiles inocentes de los dos lados. Este prolongado conflicto cambió el curso de la historia de la región y dejó asimismo una enorme huella en la narrativa de los países involucrados.

Es por esto que me parece importante hablar de ella para así poner un ladrillo más a la torre que necesitamos para entender este complejo pedazo del mundo. Por eso vamos a empezar hablando de los dos países y la situación que cada uno de ellos vivía para el momento de iniciar la guerra.

Irán e Irak antes de la Guerra

Empecemos con Irán. Como sabemos, este es uno de los países más grandes de Medio Oriente tanto en tamaño como en población. Se encuentra situado en la parte Este de la región y bordea por el este con Pakistán, Afganistán y Turkmenistán, por el norte con Turquía y con los países del Cáucaso sur Armenia y Azerbaiyán, y por el oeste tiene una larga frontera con Irak, país con el que comparte una gran parte de su historia antigua. Además Irán cuenta con una costa en el mar Caspio, una en el Golfo Pérsico, y una tercera en el mar Arábigo.

La capital del país es Teherán. El país cuenta con una población de alrededor de 86 millones de personas. Una gran mayoría de sus ciudadanos son musulmanes chiitas como su gobierno. Sin embargo, en Irán hay otros grupos étnicos numerosos como lo son los Kurdos o los Zoroastras. Y es importante aclarar que Irán es uno de los pocos países del Medio Oriente en donde no se habla Arabe, sino que su idioma oficial es el Persa, el cual usa el alfabeto árabe y algunas de sus palabras, pero en su esencia es un idioma totalmente diferente. 

Irán tiene una historia muy peculiar porque pasó de un lado del mapa político al otro extremo en menos de un año. Estamos hablando del 1979, año de cambio de curso de la historia de Irán y es importante que hablemos del mismo porque se relaciona con nuestro tema de hoy.

Pues los eventos de 1979, es decir los eventos de la revolución iraní sucedieron tan solo un año antes del inicio de la guerra entre los países vecinos.

Antes de 1979, Irán era un país gobernado por una monarquía, en esos momentos su rey se llamaba Mohammed Reza Shah, Shah significa rey en persa. Durante su tiempo de gobierno y el de su padre, que subió al poder en los años 20 ‘s, Irán se convirtió en un país que se esforzaba por ser secular, moderno y por tener un vínculo fuerte con el occidente. Pues en ese entonces los más grandes aliados de Irán eran Estados Unidos y los Británicos. 

Como dije, el gobierno de estos reyes de apellido Pahlavi se centró en secularizar al país, cosa que causó que el poder que el establecimiento religioso tenía en el país hasta antes de eso redujera significativamente. Esto obviamente trajo una oposición del mismo hacia los reyes. 

Un señor llamado Roullah Khomeini se posicionó como el líder de esta oposición en contra del rey Mohammed Reza Shah, y por esto este fue exiliado en los 70 ‘s. Ya unos años después, no era solo el establecimiento religioso quien deseaba bajar al rey del poder sino que muchas fracciones de la población también lo apetecian. Esto debido a causas varias, pero principalmente a la oposición a ciertas reformas que impuso el gobierno del shah con ánimo de modernizar y occidentalizar al país y que no salieron como este planeaba sino que al final afectaron al país de manera negativa en ámbitos como la economía, la cultura, el desarrollo de las ciudades y la calidad de vida de los ciudadanos.

Si quieren profundizar más sobre este tema les recomiendo escuchar nuestro episodio que se llama “La Revolución Irani”. El caso es que esté descontento con el gobierno del Shah por parte de varios fragmentos de la población, puso al gobernante paranoico. Esto causo que este se empezase a comportar diferente y utilizar recursos no tan morales en contra de sus ciudadanos. 

Esto, cómo se pueden imaginar, sólo aumentó el descontento y finalmente este llevó a una revolución en masa donde todos estos grupos poblacionales se unieron para bajar al Shah del poder y exiliarlo. Cuando lograron hacerlo, Rohullah Khomeini, que era un líder religioso que encabezaba la oposición por parte del establecimiento, aprovecho, y regresó a Irán como el héroe de la revolución, y así se convirtió en el líder supremo del país e Irán se transformó en una república Islámica fundamentalista bajo su mandato. 

Y ahí nos vamos a quedar en pausa con la historia de Irán, porque llegamos al punto que está justo antes de iniciar la guerra, pero antes de empezar a hablar de ella vamos a ponernos al día en lo que era la historia de Irak hasta este momento también. 

Irak es como mencionamos el país vecino a Irán y para los dos países el otro representa su frontera más extensa. Además de con Irán, Irak limita con Kuwait, Jordania, Arabia Saudita, Turquía y Siria. Asimismo Irak cuenta con una muy estrecha costa que yace en el Golfo Pérsico. 

La capital y la ciudad más poblada del país es Bagdad. La república Irakí cuenta con alrededor de 40 millones de ciudadanos. Donde alrededor de un 98% son musulmanes y el resto cristianos. Ahora, esta división no es tan sencilla pues entre los musulmanes del país, hay una gran división entre corrientes y grupos étnicos que ha hecho que la historia del país sea bastante enredada. 

Si bien en Irán la mayoría de la población es musulmana chiita, en Irak los musulmanes son más o menos 40% sunitas y 60% chiitas. Si bien en Irán la gran mayoría de musulmanes son de cultura persa, en Irak son aproximadamente 84% Árabes y 16% Kurdos. 

Es importante resaltar todas estas diferencias de población debido a que son las mismas quienes han causado que Irak no logre ser un país estable desde que se creó artificialmente por el imperio británico sin tener en cuenta el revoltijo de poblaciones que estaban haciendo al crear este país. 

Debido a que Irak se fundó bajo el ala del imperio británico, fueron ellos quienes designaron a su primer rey que pertenecía a la dinastía Hachemita y era hermano del primer rey de Jordania, país que se estableció de manera similar. Este primer monarca se llamaba Faisal Hussein. 

La diferencia es que en Jordania esta dinastía sigue reinando y en Irak no duró ni dos décadas en el poder. Pues en 1958, el rey Hussein fue derrocado por un golpe de estado militar con ideología socialista, nacionalista árabe, es decir con la ideología promovida por el en ese entonces presidente egipcio Gamal Abdel Nasser. El general militar que llevó a cabo este golpe de estado se llamaba Abdul Karim Qasim, y este pertenecía al partido del Baath. 

Este es un partido político que lleva esta ideología (Nacionalista árabe, socialista y secular) creado en Siria y que trascendió a varios lugares del Medio Oriente como lo es Irak. De hecho, Bashar Al Assad, el actual presidente Sirio sigue perteneciendo a este partido político. 

Después de dos cabezas de estado de este partido, el famoso Saddam Houssein del mismo partido subió a liderar el país oficialmente en el año 1979, en el mismo año que subió Rohullah Hoummeini a ser líder supremo en Irán y así mismo, solo un año antes de la guerra entre los dos países. Sin embargo Saddam ya era el líder del país virtualmente antes de eso.

Como Saddam era parte del partido socialista, durante su mandato este se encargó de nacionalizar todo el petróleo del país y romper lazos con el occidente. Como este líder era musulmán sunita, se encargó también de reprimir a las comunidades chiitas de su país. y no solo a ellos, pues es sabido que los kurdos que son un grupo étnico relativamente numeroso en Irak quieren la independencia en lo que ellos llaman Kurdistán y parte de este territorio se encuentra en Irak, pues Saddam Hussein se ocupó de reprimir a este grupo étnico también. Más adelante vamos a hablar un poco más de esto.

En resumen, un año antes de la guerra, tanto en Irán como en Irak habían subido al poder nuevos líderes, y estos eran opuestos uno del otro. En Iran subió al poder un clérigo religioso fundamentalista de la corriente chiita del Islam, y en Irak subió al poder un militar secular y socialista perteneciente a la corriente sunita del Islam. 

Ahora que ya entendemos cómo estaba el escenario un momentito antes de la guerra estallar, vamos a pasar a hablar de ella, de sus causas, sus más importantes eventos y de sus consecuencias.

Los Inicios de la Guerra

Primero tenemos que entender que desde muchos años antes del inicio de la guerra, había una disputa territorial entre los dos países. Está principalmente por un río llamado “Shatt Al-Arab” que significa “la costa de los árboles” que tiene una longitud de aproximadamente 200 Km formado por la confluencia de dos de los ríos más importantes del mundo, el Eufrates y el Tigris. 

En 1975, antes de que Saddam subiera al poder oficialmente pero ya cuando prácticamente controlaba al país, Irak se encontraba en una situación política muy deplorable, pues los Kurdos, que buscaban la independencia en parte del territorio Irakí estaban siendo apoyados por Irán y esto le estaba causando problemas al regimen Iraki. 

Es por eso que en ese año Irak firmó un acuerdo con Irán donde le coincidía a este país la mayor parte del dominio de este importante río a cambio de que dejara de entrometerse en los asuntos internos de su país. 

Ya en 1979, al subir al poder en Irán el Ayatollah Rohullah Homeini, éste declaró que el gobierno socialista y opresor de la comunidad chiita que había en Irak debía ser reemplazado por uno que si estuviese en el camino de Allah. Esto hizo que Saddam Houssein y su gobierno considerasen inmediatamente a Irán como una amenaza para su autoridad. 

También desde la revolución Islámica en Irán, el régimen ha aspirado a expandir la ideología que lo rige y exportar su revolución a otros lugares del Medio Oriente, sobre todo, lugares donde hay una porción de la población que es chiita, y el gobierno es Sunita. Es por eso que en esos tiempos, se vio mucho activismo de líderes de la revolución iraní en Irak intentando mover a las masas chiitas del país para que se revelen en contra de lo que llamaban al “gobierno sunita opresor” es decir, el gobierno de Saddam Hussein. 

Como consecuencia de esto, en Abril del año 1980, un grupo proveniente de la comunidad chiita en Irak, realizo un intento de asesinato al en ese entonces primer ministro del país que era subordinado de Saddam Hussein y obviamente perteneciente a la corriente Sunita del Islam.

Además, Saddam Houssein como nuevo presidente de Irak tenía muchas aspiraciones, entre estas, convertir a Irak en una potencia regional y tal vez mundial y aumentar su influencia, su fuerza económica y militar y asimismo expandir su territorio y como parte de esto recuperar el dominio del río Shatt Al Arab. 

Gracias a la en ese momento reciente revolución Irani, ese país se encontraba en un vacío momentáneo de estabilidad política, pues este acababa de pasar por un cambio extremo de gobierno causado por una revolución que más o menos destruyó el país.

 Además Irán se encontraba en un relativo aislamiento diplomático de la comunidad internacional, porque antes su mayor aliado era Estados Unidos, y para ese momento el país había cortado su apoyo y todas sus relaciones con Irán por la ideología anti occidental del nuevo gobierno, por la fidelidad de Estados Unidos al anterior mandatario, el Shah, y porque en ese momento las fuerzas de la revolución tenían como rehenes a varios diplomáticos americanos que fueron capturados durante la revolución.

y pues que creen? Saddam Hussein se aprovechó de la situación, y con ánimo de recuperar el dominio de los dos lados del Shatt Al-Arab, invadió el territorio Irani y así inició lo que iba a ser una de las guerras más largas y más violentas de Medio Oriente.  

La Guerra

Al entrar a Irán, Saddam Hussein no sólo exige el dominio del río Shatt Al-Arab, sino que también aprovechó para reclamar el control sobre dos islas  ubicadas en el Golfo Pérsico que estaban hasta los 70 ‘s bajo el protectorado Inglés, y cuando este término, las capturo Irán aunque gobernarlas estaba entre los deseos de Irak también. Y por último, Irak pretendía conquistar zonas ricas en petróleo que estaban cerca de la zona fronteriza.

Es importante aclarar que la invasión Irakí tomó a Irán por sorpresa lo que le permitió a este país capturar algunas ciudades iraníes fronterizas con mucha facilidad. Fue solo hasta que las tropas de Irak lograron penetrar a una profundidad de alrededor de 100Km desde la frontera y hacia dentro de Irán que este encontró una oposición militar significativa.

Esta venía de parte del cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica que inicialmente había sido una milicia creada para proteger al nuevo gobierno de Irán de amenazas internas y finalmente terminó sirviendo como la mayor oposición que encontraron las tropas iraquíes.

Desde la primera victoria de esta milicia sobre el ejército Irakí, la guerra empezó a sujetarse de ofensivas de lado y lado haciendo mover a los territorios conquistados para delante y para atrás, conquistando y perdiendo territorios una y otra vez.

Dos años después del inicio de la guerra, este vaivén de conquista de suelos del territorio Irani, las fuerzas Iraquíes lograron finalmente que Irak se retiraran de su territorio habiendo debilitado mucho a sus tropas. 

Es por eso que Saddam Hussein arrepentido de haber iniciado la guerra empezó a buscar un acuerdo de paz con su país vecino. Sin embargo, este ahora estaba en la posición de poder, y su líder supremo, el Ayatollah Rohullah Khomeini, quien pretendía expandir su ideología y exportar su revolución, veía ahora una oportunidad de hacerlo a Irak ya que su gobierno se encontraba debilitado y su ejército desmoralizado. Entonces fue ahí cuando Irán decidió invadir a Irak. 

Esto escaló la guerra, pues Irak volvió a fortalecer su ejército y continuó con la disputa. Durante varios años, los dos países se dedicaron a lanzar misiles uno al otro hiriendo y asesinando a cientos de miles de ciudadanos inocentes de los dos lados. 

Para 1984, debido a que esta guerra giraba en torno a las plantas de extracción de petróleo tanto Irak como Irán empezaron a atacar a los barcos transportadores de petróleo uno del otro que transitaban por el Golfo Pérsico para arruinar el comercio petrolero del oponente. 

Esto causó que varias potencias occidentales como Estados Unidos y algunos países Europeos mandaran barcos de guerra para asegurar el tránsito de estos barcos ya que si estos ataques seguían siendo exitosos, esto podría tener una repercusión muy fuerte en la industria del petróleo y asimismo en la economía mundial, y esto no le convenía a nadie.

Durante la guerra, Irán tenía un ejército mucho más poderoso, pero Irak tenía un armamento mucho más sofisticado debido al apoyo de otros países sunitas del Medio Oriente que querían evitar que Khomeini, el clérigo chiita y líder de Irán, lograra exportar su ideología. Entre ellos Arabia Saudita y Kuwait.

Mientras que a Irán, que desde la captura de los diplomáticos estadounidenses en 1979, estaba en aislamiento diplomático, sólo era apoyado por Siria y Libia. Dos países mucho más débiles que las potencias regionales que apoyaban a Irak. 

Les cuento algo que les va a parecer bastante extraño pero es verdad. Durante esta guerra Israel fue uno de los más grandes proveedores de armas de Irán. Esto es debido a que durante el gobierno del anterior líder de Irán, el gobierno del Shah, los dos países tenían muy buenas relaciones, y ya que la guerra empezó poco después de la subida de Khomeini al poder, para ese punto este líder todavía no había tenido tiempo de dañarlas y de convertirse en el peor enemigo de Israel, eso sucedió después. 

Además, Sadam Hussein representaba una de las peores amenazas para Israel, pues ese líder estaba decidido a exterminar al estado judió. Y Israel no quería que este llegara a tener la oportunidad de hacerlo. Es por eso que también durante la guerra Israel aprovechó para destruir un reactor nuclear Irakí que estaba destinado para crear un arma nuclear que probablemente Saddam hubiese utilizado en contra de Israel si llegara a conseguirla. 

Por otro lado, Irán tenía también una ventaja. Pues los Kurdos que residían en Irak eran sus aliados e Irán los usaba para atacar desde adentro al gobierno de Saddam. Este dictador, Saddam Hussein respondió a esto mandando a sus tropas a asesinar a civiles de poblados Kurdos asesinando a 5,000 en una sola ola de operaciones. 

Por esta razón Saddam Hussein fue acusado en varias oportunidades de genocidio en contra del pueblo Kurdo. 

Ya para 1987 Irán e Irak habían escalado tanto esta guerra que empezaron a hacer usos de armas de destrucción masiva incluyendo armas químicas y biológicas que fueron utilizadas en contra de poblaciones civiles.

Por eso, las Naciones Unidas pasaron un referendo unánime que urgía a estos países a firmar un acuerdo de cese al fuego y esto trajo a que en el verano de 1988 los dos países firmaran el acuerdo y terminaran con la guerra que habían iniciado 8 años atrás. 

Así terminó una de las guerras más sangrientas de la región y del mundo entero. Como dije al principio del episodio, en esta murieron más de 500,000 y sufrieron muchas muchas más. Al final los dos países acordaron volver a los territorios de antes de la guerra e intercambiaron prisioneros de guerra. Finalmente los dos países restablecieron relaciones diplomáticas. 

Tanto Irán como Irak terminaron en situaciones económicas deplorables y esto causó que más tarde Irak invadiera a Kuwait con ánimo de que este país no produjera tanto petróleo para que el precio del mismo subiera y así Irak pudiese vender el suyo y recuperarse más rápido de la cantidad de deudas que este tenía.

Lo que más tarde trajo la invasión Estadounidense de Irak y la derrota de Saddam Hussein, lo que después causó una guerra civil en Irak  y desde entonces el país no ha logrado encontrar la estabilidad. 

También, al finalizar la guerra Saddam Hussein estableció su dictadura para no perder el poder del país que ya se le había salido de control, también se encargó de reprimir aún más a sus minorías, los chiitas y los kurdos.

A Irán la guerra también lo afectó muchísimo económicamente ya que además de la gran cantidad de presupuesto que este país gasto en armamento y en enmiendas a daños causados por la guerra, una gran cantidad de campos de petróleo del país se vieron afectados, cosa que impactó fuertemente a su economía.

Después de la guerra, Irán también quedó prácticamente aislado de la comunidad internacional debido a su ideología anti occidental y anti americana y por el otro lado se alejó de los soviéticos también por su ideología anti-religiosa.

Cuando hablamos de historia no podemos pensar en que hubiese sido de…., pero sí podemos decir que esta larga y absurda guerra sembró un cambio en el curso de la historia del Medio Oriente y de alguna manera a causa de la misma llegamos a tener el Medio oriente que conocemos hoy. 

Write A Comment