Para contribuir a nuestra creación de contenido entra al botón abajo

Become a Patron!

Para ver el curso de Hebreo recomendado por Etzlil, entra aquí: http://tracking.eteachergroup.com/SHa

El domingo pasado se levantó un nuevo gobierno en Israel, esto después de que el país ya llevaba más de un año en una situación donde nadie llegaba a formar coaliciones cosa que tuvo como resultado varias rondas de votaciones, 4 para ser exacta.

El gobierno que se hizo oficial el domingo pasado consiste en una coalición formada por 8 partidos, y lo interesante es que estos están posicionados en todos los puntos del espectro político. Hay 3 partidos de derecha, 2 de centro, 2 de Izquierda y uno árabe.

Esta coalición está liderada por Naftali Bennet cabeza del partido de la derecha “Yemina” y por Yair Lapid cabeza del partido de centro “Yesh Atid”. Estos dos líderes rotaran el cargo de primer ministro, lo ocuparan cada uno 2 años en ese orden.

La coalición cuenta con 61 de los 120 escaños del parlamento, lo que implica que cada uno de los partidos que están en ella es esencial y tiene el poder de disolverla. 

Ahora, para entender cómo llegamos a tener este gobierno, vamos a hacer un recorrido rápido por la historia política Israeli.

La Historia de la Política Israelí

Desde su fundación, el estado de Israel ha tenido un sistema de democracia parlamentaria, es decir que el primer ministro es la cabeza de gobierno. Este se divide en tres ramas: La rama ejecutiva es el gabinete, liderado por el primer ministro e integrado por el resto de ministros. La rama legislativa es el parlamento, o en Hebreo, la Knesset. Y por último, la rama judicial es totalmente separada e independiente de las otras dos.

Los ciudadanos del país votan para las elecciones parlamentarias, estas deciden cuántos escaños de los 120 que tiene el parlamento recibe cada partido. Para formar el gobierno, los distintos partidos que ganaron escaños en el parlamento deben formar una coalición que les permita tener a su favor a más de la mitad de los escaños. Y así se forma la rama ejecutiva.

Asimismo, el parlamento tiene el poder de votar cada 7 años y elegir un nuevo presidente, quien no hace parte de ninguna de las ramas del gobierno pero tiene un rol ceremonial en el país. Como parte de su trabajo, el presidente debe firmar cada ley o tratado internacional, y participar en actos ceremoniales tales como el nombramiento de jueces o embajadores de Israel.

Ahora que ya entendemos mejor cómo funciona el sistema político Israeli, vamos a hablar un poco de su historia. 

El primer primer ministro de Israel fue David Ben Gurion, quien era ya desde antes de la fundación del país la cabeza de de la Agencia Judía y de la Organización Sionista Mundial, dos entidades que antes de 1948 prácticamente constituían al gobierno Sionista.

Ben Gurion desde que empezó a ejercer como primer ministro del país desde mayo de 1948, pertenecía a un partido político llamado “Mapai” siglas de “mifleget poalei eretz Israel” que traduce del Hebreo “El partido de Obreros de la tierra de Israel”. Este era un partido democrático socialista.

Mapai conservó el poder por 20 años, es decir hasta 1968 cuando se unificó con el partido laborista que sigue existiendo hasta hoy. Durante estos 20 primeros años del estado, los primeros ministros del país fueron, por supuesto Ben Gurion, Moshe Sharett y Levi Eshkol. 

Posteriormente, y desde el momento de la unión de este partido con el partido laborista de la misma ideología, los primeros ministros fueron Yigal Alon, en un término corto, luego Golda Meir, seguida por Yitzjak Rabin.

Es importante resaltar las razones de la transición de gobierno entre los últimos dos, porque estas tuvieron una gran influencia en la historia política del país. En 1973, durante el mandato de Golda Meir, el estado de Israel fue sorprendido con una guerra iniciada por sus vecinos Egipto y Siria el día de Yom Kippur, uno de los días más importantes para la religión judía.

Digo esto, porque el gobierno de Golda Meir fue advertido de que este era un escenario posible, pero sin embargo, creyendo que esta no era una amenaza real, el gobierno se quedó de brazos cruzados y dejó que la guerra tomara al ejército del país no preparado y por sorpresa.

Esta fue la primera vez después de la guerra de independencia del país, en la que el país se vio amenazado de tal manera que  nadie estaba seguro si este iba a poder sobrevivir esta repentina guerra.

Al fin y al cabo, Israel sobrevivió la guerra y una vez más logró asegurar su existencia. A Pesar de esto, la guerra había costado la vida de demasiados soldados y muchos de los recursos de defensa del país. Todo por la negligencia del gobierno al no creer que esta guerra sería una realidad a pesar de las advertencias que recibieron.

Esto hizo que tanto la primera ministra, Golda Meir, como el ministro de defensa, Moshe Dayan renunciaran a sus cargos en el gobierno. Para sucederle subió al poder Yitzjak Rabin, quien fue elegido como el líder del partido laborista en ese mismo momento.

En 1977, probablemente como consecuencia directa de lo que les acabo de contar, subió por primera vez al poder un partido de derecha, llamado el partido del Likud dirigido por el hasta ese entonces y desde la fundación del país el líder de la oposición, Menachem Begin. Quien sirvió casi dos cadencias de 4 años hasta que se retiró en 1983. Durante su gobierno, Begin hizo la paz con Egipto, e hizo varias reformas en la política interna del país acorde a la primera vez que la derecha recibía el poder. 

Como su sucesor, subió al poder por un año para terminar su cadencia Yitzjak Shamir, de su mismo partido, el Likud. En las siguientes elecciones, un año más tarde el poder volvió a quedar en manos del partido Laborista, perteneciente a la Izquierda bajo el liderazgo de Shimon Perez.

Perez sirvió como primer ministro por 2 años y luego el poder del país quedó una vez más en manos de la derecha, del partido del Likud Yitzjak Shamir que ya había servido anteriormente en ese cargo para terminar la cadencia de Begin. Shamir permaneció en el poder por 6 años hasta que este volvió y pasó de nuevo al partido laborista de la Izquierda bajo el poder de Yitzjak Rabin.

Durante esta cadencia de Rabin entre 1992 – 1995, sucedieron los famosos Acuerdos de Oslo. Estas fueron unas negociaciones de paz con los palestinos que apuntaban a una solución de dos estados. Sin embargo estos acuerdos tenían muchos opositores dentro del pueblo y de los miembros de derecha del gobierno.

Fue en Noviembre de 1995, cuando debido a esto un activista Israeli de extrema derecha asesinó al primer ministro Yitzjak Rabin, cometiendo así el primer magnicidio que experimentó el Estado de Israel. Para terminar su cadencia, subió al poder otro líder del partido laborista y el ex primer ministro del país Shimon Perez.

Sin embargo, en 1996, en las siguientes elecciones llegó por primera vez al poder Benjamin Netanyahu representando al partido de derecha del Likud,  quien fue también el primer primer ministro que no había nacido antes de la independencia del país. 

En 1999, este perdió en las elecciones el poder a un líder de la izquierda, del partido Laborista llamado Ehud Barak. Este primer ministro intentó reanudar las conversaciones de paz con los palestinos pero recibió a cambio la explosion  de la segunda intifada, una de las olas de violencia más graves que ha experimentado Israel por cuenta de los palestinos, una serie de atentados terroristas incluyendo hombres bomba, disparos y acuchillamientos dirigidos a la población civil del país.

Es por eso que en el año 2001, un líder de la derecha, Ariel Sharon subió al poder. Durante su mandato Sharon llevó a cabo la desconexión de Gaza para dejarla en manos palestinas. Debido a esto, muchos miembros de su partido, del partido del Likud, se protestaron en contra de Sharon, es por eso que este líder, disolvió la coalición, renunció a ser la cabeza del partido derechista del Likud, y formó un nuevo partido de centro llamado Kadima sin perder el poder.

Kadima fue el primer partido diferente al Likud de derecha o al partido Laborista unificado con Mapai, partidos de izquierda, en quedar en el poder. Sin embargo, en enero del 2006, Ariel Sharon sufrió de un derrame cerebral que lo dejó en coma hasta su muerte en el 2014. 

Ehud Olmert, miembro del partido de centro que Sharon había formado subió al poder y permaneció allí hasta el 2009. Fue en ese año cuando Benjamin Netanyahu como líder del Likud volvió a tomar el mando y permaneció en él hasta la semana pasada.

Ya se que todo lo que recorrimos ahora representa mucha información. Lo que quiero mostrar en grande es que desde la fundación del país y hasta la semana pasada, el Estado de Israel había estado rotando líderes entre los partidos Likud y el Laborista con la excepción de la cadencia del partido de centro Kadima. 

En la mayoría de casos,  estos partidos lideraban coaliciones conformadas por partidos de la misma línea ideológica. Y ahora, por primera vez en la historia hay una coalición que incluye a partidos de toda la escala política, siendo así el gobierno más representativo que ha tenido el estado de Israel.

Write A Comment