Ataturk es probablemente el héroe nacional más halagado de Turquía. Como lo dice su apodo, que traduce del turco el padre de Turquía, Ataturk fue el visionario, el fundador y  el primer presidente de la república moderna de Turquía. Vamos a recorrer la historia de su vida y vamos a entender cómo el cambio al Medio Oriente.

La Vida de Ataturk

Ataturk nació en el año 1881 en lo que ese entonces era el Vilayet de Salónica que se encontraba dentro del legendario Imperio Otomano y hoy en día, ese territorio pertenece a Grecia. 

Él nació con el nombre de Mustafa, en una familia de clase media. Su padre era militar, y su madre venía de una familia agrícola. Mustafa Kemal a pesar de ser musulmán, fue educado en un colegio y una casa  totalmente laicos, y esto se vio reflejado en su ideología y sus reformas como líder de Turquía.

Unos años más tarde, Mustafa Kemal decidió enrolarse a una secundaria militar, y cuando terminó la secundaria, se enroló en la academia militar otomana en Estambul, la capital del imperio. 

Mustafa Kemal era un amante del Imperio Otomano, y estaba dispuesto a defenderlo  con todo lo que tenía para ofrecer. Sin embargo, no estaba de acuerdo con la monarquía y el gobierno del sultán en ese entonces.  

De hecho, hizo parte de un grupo productor de un periódico clandestino donde publicaban declaraciones en contra de la monarquía en el imperio  y expandían su ideología. Ademas, se reunía con otros que  compartían su ideología para hablar de los abusos del imperio hacia sus ciudadanos. Y efectivamente, Mustafa Kamel fue arrestado por las autoridades imperiales por sus actividades  anti  monarquía al  terminar su curso de oficiales con honores.

A pesar de eso, el director de su escuela de oficiales ayudó a que lo liberaran debido al gran aprecio que le tenía a este joven y brillante oficial. De ahí, Mustafa fue enviado por el ejército Otomano a Damasco (que también pertenecía al imperio Otomano) con el rango de capitán. 

Esto no detuvo a Mustafa, pues en Damasco se dio cuenta de la corrupción y el maltrato de los militares otomanos hacia  sus ciudadanos en esa y  otras provincias que  eran consideradas la periferia del Imperio. Y  fue allí donde fundó un grupo llamado: “La sociedad  para la patria y la libertad”.

Ahora quiero hacer una pausa y  contextualizarlos un poco. El Imperio Otomano, fue uno de los imperios más grandes, poderosos y duraderos que han existido en la historia de la humanidad. El imperio Otomano fue fundado en el año 1299 y cayó definitivamente en 1922.

Los primeros 500 años del Imperio, fueron de gloria casi que en su totalidad. La forma de gobierno era bastante eficiente, tenia un ejercito supremamente fuerte y capacitado que conquistaba y seguía brindando tierras al Imperio, era un centro comercial muy importante tanto para Europa como para Asia, era el centro espiritual del Islam pero sin embargo respetaba otras religiones, y tenían súbditos muy fieles al sultán.

El Imperio Otomano, llegó a gobernar en su máxima extensión desde  Irak en el Este, Hungría en el Norte, Argelia en el Este y partes de Arabia Saudita en el Sur. lo que es hoy Turquía era considerado el centro imperial, y el  resto del territorio sus provincias. La eterna capital del imperio era Estambul.

Fue en los últimos 100 años largos cuando el imperio se empezó a deteriorar, estamos hablando más o menos a partir del año 1800.  Pues muchas de las provincias empezaron a revelarse y tratar de separarse del imperio, como por ejemplo Egipto o los países  de los Balcánes, el sultán empezó a perder fidelidad de su  ejército y de sus súbditos, la situación económica del imperio se empezó a deteriorar ya que en varias provincias se negaban a pagar los impuestos,  empezaron a crearse varios grupos en contra del gobierno, Europa se  llevó  la superioridad militar que el imperio tuvo  durante tantos años, y para rematar, empezaron a brotar ideas nacionalistas a lo  largo del  imperio, que pretendían separarse e independizarse. 

Y claro, como todo es una cadena de causas y efectos, todos estos hechos trajeron sus consecuencias también, los sultanes de ese último siglo largo del imperio Otomano, cada vez se pusieron más paranoicos y aplicaron medidas para contrarrestar todo esto y devolverle la gloria al imperio, tales como la modernización de la industria  y del ejército o el intento de devolver el nacionalismo otomano  a los ciudadanos. Pero sin embargo,  ya era muy  tarde.

Esto hizo que los Sultanes entraran en pánico y tomarán medidas bastante extremistas para tratar de salvar al imperio pero el efecto fue el total efecto de  lo esperado, aumentaron la oposición interna contra el sultán y debilitaron  aún  más al imperio. Como ejemplo de estas medidas extremas, les dejo el genocidio armenio. Una matanza en contra de un pueblo perteneciente al imperio que simplemente tenía sus propias aspiraciones nacionalistas. 

Inicios de la Vida Política

Ahora, volviendo a hablar de Mustafa Kemal, y entendiendo su contexto de vida y como militar durante esta caída sin vuelta atrás del imperio  Otomano y  las injustas acciones del sultanato, quiero contarles que el entro a un grupo anti gobierno muy importante en llamado “El Comité de Unión y Progreso” o mas conocido como CUP. Este grupo estaba aliado con uno llamado “los Turcos Jóvenes”, y juntos hicieron una revolución en contra del en ese entonces sultán Abdulhamid II, y  de hecho lograron que éste introdujera al imperio un parlamento y  una constitución.

Mustafa Kemal fue parte de todo  esto, pero  sin embargo, luego tuvo sus diferencias con algunos de los líderes del grupo y decidió dejar la política para concentrarse  en la parte militar. 

Mustafa, estaba en contra del gobierno del sultán, pero  a pesar de eso, seguía con la aspiración de defender a su imperio de las crecientes potencias europeas y por eso trabajó muy duro en el ejército para modernizarlo y convertirlo en uno que pudiera enfrentar a los  poderosos ejércitos europeos.

Trajo varios manuales y técnicas de batalla  europeas  al ejército imperial, y todo lo tradujo al turco. Y  fue así que poco a poco Mustafa Kemal fue ganando el respeto de varios oficiales del ejército y recolectando fieles seguidores de él y su ideología.

En esas, se desató la primera guerra mundial,  y el imperio Otomano, decidió aliarse con las fuerzas centrales, es decir con  Alemania y Austria Hungría, y en contra de Rusia, Inglaterra y Francia. Este  fue el último y súbito error que acabó definitivamente con el Imperio Otomano.

La Primera Guerra Mundial

Cuando el Imperio Otomano entró a la primera guerra mundial, el en ese entonces sultán declaró esta guerra como Jihad, ósea guerra santa con ánimo de que todos los pobladores musulmanes de las provincias, se unieran fielmente al ejército Otomano y ayudaran a ganar la guerra. Y esta victoria podría salvar el futuro del imperio.

Sin embargo, las provincias del imperio, estaban habitadas por grupos étnicos que tenían su propia identidad y así mismo su propia aspiración nacionalista. A los pobladores de las  provincias les convenía que cayera el imperio Otomano para así poder llegar a declarar la independencia en el territorio donde habitaban.

Es por eso que varios grupos étnicos de las provincias Otomanas ayudaron a los enemigos del imperio, principalmente a Francia e Inglaterra. Esto para ayudar a desterrar al ejército Otomano de  esos territorios y tener allí la posibilidad de independencia.

Como  ejemplo de esto podemos ver la cooperación de los judíos en palestina con  los Ingleses, y también la cooperación del mundo árabe con los  Ingleses para desterrar a los otomanos de Arabia Saudita, Irak, Jordania, Siria y Líbano.  

Volviendo a Mustafa Kemal, se puede decir que él es el único héroe de guerra del ejército Otomano durante la primera guerra mundial. Pues los Otomanos perdieron todas y  cada una de las batallas en las que  pelearon, bueno todas menos una, la batalla de Galípoli. 

Este era un punto muy estratégico que garantizaba para los Otomanos la protección de su capital Estambul, y Mustafa Kemal, fue el  oficial asignado a protegerlo. Este punto lo atacaron los aliados y fue el único frente del  imperio que se logró defender, y  todo  esto, gracias  a Mustafa Kemal, quien recibió aún más apoyo y  prestigio. Uno de los comandantes de los aliados en esa batalla era nada más y nada menos que Winston Churchill.

El Camino a la Independencia

Cuando acabó la guerra, el imperio Otomano ya no tenía casi fuerza y el sultán ya  no tenía casi autoridad. Es entonces, cuando los aliados, el  lado  vencedor de la guerra empezaron a ocupar todos los territorios que  le pertenecían al difunto imperio. 

Como  todos sabemos, entre  Francia e Inglaterra se dividieron los territorios  del Medio Oriente y además, conquistaron varias partes de lo que es hoy Turquía. Seguía existiendo un sultán en Estambul, pero este era más bien un sultán marioneta de  los ejércitos vencedores. El imperio que había prevalecido más de 600, se había esfumado. 

Mientras había ocupación, de ejércitos extranjeros en Turquía, los Griegos, los eternos  enemigos  de los turcos que alguna vez fueron parte del imperio Otomano, aprovecharon y atacaron  Turquía y conquistaron la ciudad de Esmirna.

Para  los Turcos ya era demasiado, pues habían perdido todas las provincias del imperio en la guerra y ahora, el centro imperial, Turquía estaba siendo ocupado, atacado y conquistado. Esto creó mucha conmoción entre los habitantes de Turquía y  empezaron a luchar en contra de los ejércitos conquistadores.  

Se cuenta que en estas épocas Mustafa Kemal visitó Estambul y la vio ocupada  por los británicos y  los franceses y esto fue lo que lo terminó de convencer que algo había que  hacer para que las potencias vencedoras no se terminaran apropiando del poco territorio que les quedaba a los turcos. 

Debido a que habían varias milicias turcas luchando contra los ejércitos que  ocupaban Turquía contradiciendo  las órdenes del  sultán quien estaba siendo controlado por estos ejércitos, el sultán recomendó a Mustafa Kemal como  un fiel  oficial que ayudaría a restablecer el orden en Turquía. 

Kemal fue confiado con una carta imperial que le daban poderes extraordinarios, para recorrer e inspeccionar el territorio con el objetivo de imponer orden, sin embargo Mustafa Kemal tenía otro objetivo. 

Lo que hizo en cambio desobedeciendo las órdenes del sultán, fue recorrer Turquía expandiendo su ideología y  su  mensaje. Mustafa Kemal convenció al pueblo turco de  que el sultán no era más que  un simple prisionero de los aliados y  que había que actuar para salvar a lo que quedaba de Turquía. 

Cuando el sultán se dio cuenta de que Mustafa había desobedecido sus órdenes, lo  destituyó de su cargo en el  ejército Otomano que ya era casi virtual y no  tenía mucho significado ni poder. Y  esto  no detuvo a este joven oficial con ideología nacionalista.  

Mustafa Kemal ya tenía mucha credibilidad con el pueblo, y  de hecho varios comandantes de milicias locales pusieron a sus hombres a su  disposición. Creando así, un ejército alterno al del  Sultán, que si estaba dispuesto a luchar por la independencia de Turquía. 

Es entonces cuando  se hizo un congreso que  incluía a todos los que compartían esta ideología donde se eligió a Mustafa Kemal como líder  y  se sacó un documento llamado “El Pacto Nacional” donde se definieron las fronteras de la Turquía  por la que lucharían. Que es la misma que  conocemos hoy.

Negando al gobierno del Sultán, que era incapaz de hacerle frente a los Aliados, Mustafa Kemal, levantó un gobierno provisional en Ankara, una ciudad alejada de Estambul, la capital del imperio, y bajo total dominio Turco. 

Esto alertó a los aliados, y ellos empezaron a arrestar a varios simpatizantes de Kemal y exiliarlos del país. Sin embargo muchos nacionalistas huyeron de Estambul a Ankara dándole la espalda al sultán y  todo el apoyo a Kemal. 

El más importante de ellos se llamaba Fevzi y era el ministro de guerra del sultán. Bajo Kemal se convirtió en el comandante de su ejército. Para 1920, se hizo una asamblea nacional general en Ankara y allí quedó elegido como presidente Mustafa Kemal.

En ese mismo año, los aliados hicieron un tratado con el sultán llamado “El Tratado de Sevres”, donde el sultán aceptaba la reducción del imperio a un territorio  diminuto  y muchas tierras quedaban bajo el dominio de los Griegos, de los Armenios y  de los Kurdos.

Mustafa Kemal y su gobierno alterno, repudiaron este tratado y lucharon en su  contra. Y esto desató varias batallas entre el ejército de Mustafa Kemal y los Griegos y Armenios por territorio.

Este ejército salió victorioso  y  recuperó la mayoría de su territorio incluyendo Esmirna. Además de recuperar todo su territorio,  estas batallas lograron que  la mayoría de las tropas aliadas salieran del territorio Turco, dejando  en la disputa a el Sultán  Muhammad VI contra  el gobierno nacionalista de Kemal que había acabado de salvar a Turquía.

Es por eso que en 1922,  se hizo una votación que abolió el sultanato después de 600 años de existencia y  dejó al gobierno de Mustafa Kemal como único gobierno de los Turcos. Y adicionalmente exiliaron definitivamente  al último sultán sobre la faz de la tierra Muhammad VI, y retomaron el control sobre Estambul.

Y así nació la república moderna de Turquía gracias  a la visión y  a la dura lucha  de Mustafa Kemal y  sus  simpatizantes. Y fue  en ese momento cuando Mustafa Kemal fue apodado “Ataturk”, el padre de Turquía.

La Rapública Moderna de Turqía

A pesar de haber recuperado Estambul, Ataturk decidió declarar a  Ankara como  la capital de la república moderna de Turquía.  Ataturk no tenía como objetivo fundar una segunda versión del imperio Otomano, él quería fundar una república moderna, secular y occidental. 

Desde el momento en que consiguió la independencia, Ataturk hizo muchas reformas para  desconectarse del pasado otomano y crear un futuroTurco. 

Primero, como ya mencionamos, pasó la capital de Estambul a Ankara. Además de eso abolió el poder de todos  los cargos religiosos en el estado incluyendo el de Califa,  cargo que existió desde el siglo VII y  hasta 1924. Ataturk separó totalmente entre la religión y el estado. 

Absolvió las leyes del Islam que eran las que regían el imperio e importo de suiza una serie de leyes civiles para ser aplicadas en la república moderna de Turquía. Esto trajo leyes tales como: la prohibición de la poligamia, el matrimonio civil y  el derecho de las mujeres a pedir el divorcio.

Ataturk trajo la moda europea y secular al país y  la promovió para  que  sus habitantes empezaran a usarla. Adicionalmente  promovió la educación femenina y  en el 1934, otorgó a las mujeres el derecho de votar y  ser elegidas en el parlamento, siendo el primer  país de  medio oriente en hacerlo. 

Continuando, cambio el alfabeto oficial del idioma Turco de letras en Arabe a letras del alfabeto latino. Y aunque esto obligó a un país entero a volver a aprender a leer y  escribir, Ataturk se dedicó a  acabar  con el analfabetismo en el país. 

Así mismo, Ataturk se dedicó a formar lazos con el occidente y con su vecino y enemigo Grecia. De hecho estos dos países hicieron algo único en la historia. Y fue el intercambio de poblaciones. Debido a que Grecia pertencecía al Imperio Otomano en el pasado, habían muchos griegos viviendo en Turquía y  muchos Turcos viviendo en Grecia. Estos dos países acordaron intercambiar estas  poblaciones para no tener la presencia de esas minorías en su  país y aunque  muchos de estos ciudadanos se opusieron a hacerlo, fueron obligados a migrar.

Ataturk construyó vías de tren, trajo inversión extranjera, construyó fábricas y abrió el  mercado, terminando así, de estabilizar a la nueva república de Turquía.

El Legado de Ataturk

Ataturk, sirvió como presidente  de Turquía amado por el pueblo hasta el 1938, cuando fue diagnosticado con cirrosis y ya  era muy tarde para actuar. Y de esa enfermedad, el padre de Turquía murió. 

A pesar de su temprana muerte, Ataturk dejó  un legado y  una huella en Turquía que lo hará vivir a lo largo de la historia. Logró levantar un país moderno y fuerte de las cenizas de un Imperio, tuvo  visión y  coraje y  salvó a Turquía de perderse en la historia.

Mustafa Kemal Ataturk fue definitivamente un personaje que cambió el Medio Oriente.

Write A Comment