El pasado 11 de abril, la facilidad nuclear Irani bajo el nombre Natanz, sufrió un ataque que afectó altamente la productividad de esa planta. Se dice que un explosivo previamente ubicado en la planta, se detonó de manera remota y perjudicó los sistemas de electricidad además de muchos centrifugadoras de Uranio.

Irán culpa a Israel por el sabotaje, sin embargo, Israel no ha confirmado oficialmente su participación en el sabotaje. A pesar de eso, el periódico “Times of Israel” ha manifestado que algunos oficiales de la inteligencia Israeli lo han hecho de manera anónima y extraoficial.

Acto seguido, un barco perteneciente a Israel fue atacado por medio de misiles el pasado martes 13 de abril mientras navegaba cerca a la costa de los Emiratos Árabes Unidos. Nadie ha tomado responsabilidad por este ataque, pero el gobierno Israelí cree que se trata de un ataque Irani.

Ahora, antes de seguir con todo este enredo,  quiero que hablemos un poco del contexto del mismo para que lo podamos entender mejor. Para eso, vamos a hablar primero de las relaciones Irán/Israel, luego vamos a hablar de la fuerza nuclear Irani y de los acuerdos internacionales que giran a su alrededor.

Las Relaciones entre Israel e Irán a lo Largo de la Historia

Israel e Iran son países enemigos. Para Israel, Irán representa la peor amenaza a su existencia que existe hoy en día, pues es la entidad más poderosa que pretende destruir a Israel.

Sin embargo, no siempre fue así. Hace alrededor de 50 años, cuando era Egipto la peor amenaza existencial que tenía el estado de Israel, Irán era más bien uno de los países de la región que tenían mejores relaciones con Israel.

Irán fue el segundo país con mayoría musulmana en reconocer a Israel como un país soberano, el primero fue Turquía. Además, Israel e Irán tenían muy buenos lazos tanto diplomáticos como comerciales.

Todo esto, durante la época de los Shah ‘s en Irán. Allí gobernaba una dinastía de reyes que traduce al persa Shah, llamada la dinastía Pahlavi. Estos reyes, tenían ideologías muy pro-occidentales, laicas y de modernización. 

Es durante esta dinastía las relaciones con Israel eran bastante buenas debido a la semejanza de las ideologías y a la grande y antigua comunidad judía que habitaba Irán en esas épocas.

En el año 1979, todo esto cambió. Pues ese fue el año de la revolución Irani, donde bajaron del poder al shah, al rey Mouhammad Reza Shah, y tomó el poder Rohullah Khomeini, un líder de musulmán Chiita religioso. 

Es importante aclarar que el objetivo de todos los participantes de la revolución, no era poner a cargo a la institución religiosa, el objetivo era bajar al Shah del poder, y casualmente fue  Roullah Khomeini quien se quedó con el poder y convirtió a Irán en una república Islámica religiosa.

Desde ese momento  y en adelante, Irán e Israel perdieron sus relaciones tanto diplomáticas como comerciales. Con la subida de Khomeini al poder,  Irán adoptó una postura muy determinada en contra de Israel. 

Fue entonces cuando Iran prohibió a sus ciudadanos visitar Israel, o como lo empezaron a llamar: “La Palestina Ocupada”,  cerro la embajada Israeli en Teheran y fue otorgada en cambio a lideres palestinos,  y Khomeini, el nuevo líder supremo de Iran, declaro a Israel como un país “Enemigo dell Islam”.

Sin embargo, en Irán comenzó una guerra al año siguiente, la guerra de Irán e Irak que duró desde 1980 hasta 1988, y en esta guerra, Irán e Israel tenían un enemigo en común, este era Irak bajo el gobierno de Saddam Houssein. 

Es por eso, que a pesar de todas las acciones en contra de Israel ejecutadas por el Ayatollah Khomeini al subir al poder, Israel fue tal vez el más grande proveedor de armas a Irán para ser utilizadas en contra  de Irak en esta guerra.

Israel temía que Saddam Hussein saliera victorioso, ya que en ese momento representaba para el país una amenaza más grande que la que Irán representaba, y salir victorioso le traería mucho poder a este sujeto.  

Además, Israel creía que por medio de estas acciones podría restablecer relaciones con esta república Islámica con la que las había perdido tan solo un año atrás. Se dice que durante esta guerra entre Irán e Irak, Israel suplió a Irán una gran cantidad de armas a cambio de petróleo. Y también, Israel participó junto con Irán y  Estados Unidos en  una operación para destruir un reactor nuclear Iraquí cerca de la capital Bagdad. 

Esta guerra terminó en 1988 y tan solo un año después, el Ayatollah Khomeini murió. Con su muerte, subió al poder el segundo  y actual Ayatollah de la república Islámica de Irán, Ali Khamenei. 

Bajo el mandato de Khamenei, nunca se reanudaron como Israel lo esperaba, es más, las relaciones entre los dos países se echaron a perder por completo, probablemente sin vuelta atrás. Khamenei ha dejado claro varias veces supremamente claro el deseo de borrar a Israel del mapa.

De hecho, les voy a leer una cita del Ayatollah Khamenei y dice así: “Israel es un tumor cancerígeno ubicado en el corazón del mundo Islámico, y su existencia es la razón de muchos de los problemas que existen en el mundo musulmán”

Aparte de esto, Irán es el patrocinador del grupo terrorista Hezbollah, que está ubicado unos kilómetros al norte de la frontera con Israel en el Líbano y que también ha expresado que su objetivo principal es borrar a Israel del mapa, y que ha hecho bastantes atentados en contra de la seguridad de Israel y su población civil. 

Es por eso, que hoy en día, Irán es  la peor amenaza existencial que tiene Israel. Irán es un país poderoso, con muchos recursos, y con el deseo de acabar con Israel. 

Ahora, Irán también aspira a poseer un arma nuclear, lo cual sería catastrófico para el estado de Israel y por eso, este está dispuesto a hacer lo que sea para que Irán no logre conseguir ese arma que literalmente amenaza su existencia.

La Historia Nuclear Iraní

Ahora quiero que entendamos un poco más a fondo todo el tema de el Irán nuclear. 

La historia nuclear de Irán empieza en los años 50 ‘s, cuando este país todavía tenía buenos lazos con Israel y con el occidente, de hecho, los primeros equipos para crear energía nuclear fueron otorgados a Irán por los Estados Unidos bajo la presidencia de Eisenhower, obviamente esto fue con el objetivo de la creación de energía, e investigación científica.

En los 70 ‘s Irán firmó el tratado internacional de no proliferación, es decir de no convertir la energía nuclear en armas. Pero en el 1979, con la revolución, como ya sabemos, todo cambio allí. Un tiempo después, la comunidad internacional empezó a sospechar del enriquecimiento de uranio clandestino Irani, con fin de producir armas nucleares.

En el 2010, después de acuerdos no cumplidos y de la continuación de enriquecimiento de uranio Irani con fin de crear armas nucleares, la comunidad internacional comenzó a aplicar sanciones a este país para evitar que lo siga haciendo.

Es por eso que en el 2015, Irán firmó un acuerdo con las naciones unidas donde se comprometía a bajar la cantidad de uranio en enriquecimiento en un 97%, además de bajar el nivel de enriquecimiento de ese uranio, pues  para que quede claro, el uranio toca enriquecerlo a un 3% para ser usado como energía, y para ser usado como arma nuclear, se necesita un enriquecimiento de un 90%. En este acuerdo Irán se comprometía a enriquecer su uranio a un máximo de 4%. Y por último, se comprometía a disminuir en un 60% las centrifugadoras en uso. Las centrifugadoras son el instrumento que se usa para enriquecer el Uranio.

Irán se comprometió a todo esto a cambio de que se le levantaran las sanciones económicas que lo tenían en una crisis ya por mucho tiempo.

En este tratado, Estados Unidos tuvo un papel muy importante, y se hizo bajo la presidencia de Barack Obama. Un año después, subió Donald Trump al poder y en 2018, se retiró unilateralmente del acuerdo. 

Trump declaró que hizo esto debido a que Irán seguía enriqueciendo más uranio y a mayores cantidades del permitido por el acuerdo de manera clandestina, y que el levantamiento de las sanciones a este país era solo una manera de facilitarlo.

En cambio, propuso Trump crear un nuevo acuerdo que permita controlar mejor las actividades nucleares de Irán, pero Irán no aceptó hacerlo. Es por eso que hasta hoy Estados Unidos se encuentra fuera del acuerdo, es decir, aplica sanciones a Irán, e Irán no está comprometido a nada.

El nuevo presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ha dicho desde el inicio de su campaña que planea volver a sentarse a negociar con Irán para llegar a un nuevo acuerdo donde Estados Unidos levante las sanciones en contra de Irán, e Irán acepte ciertas limitaciones en su actividad nuclear.

Países que se sienten amenazados por el poder nuclear de Irán tales como Arabia Saudita e Israel, argumentan que estos acuerdos no son beneficiosos para la comunidad internacional, ya que al estar en el acuerdo, Irán se libera de sus sanciones, reactiva su economía, y con esos ingresos enriquece uranio de manera clandestina, mientras que si hay sanciones y la economía de Irán no es fuerte, esta si es una verdadera limitación para que este país tenga los recursos para enriquecer el uranio a tal punto de conseguir un arma nuclear.

Hasta ahora Estados Unidos bajo el gobierno de Biden no se ha sentado a negociar un acuerdo con Irán, pero sí ha expresado el deseo de hacerlo. Sin embargo, Irán ahora se está haciendo difícil, probablemente para llegar con una mejor posición a las negociaciones y no mostrarse desesperado.

Ahora que ya entendemos esto, vamos a volver a hablar de los eventos sucedidos la última semana, y analizaremos cuáles han sido las repercusiones hasta ahora, y cuales podrían suceder a futuro.

Los Eventos de la Última Semana

Entonces como dijimos, el pasado 11 de abril se detonó remotamente un explosivo previamente ubicado en la facilidad nuclear Irani llamada Natanz. Se ha indicado que el explosivo estaba situado al lado del generador principal de la planta, y lo que causó fue un apagón. 

Ya se que esto no suena como algo muy amenazador, pero las centrifugadoras son aparatos muy sensibles y cualquier falla eléctrica que las afecte puede perjudicarlas gravemente. Las centrifugadoras giran a una gran velocidad, y cualquier falla eléctrica, puede causar que las centrifugadoras giren fuera de control y se arruinen.

El suministro adecuado de energía es vital para el funcionamiento de estas máquinas, así que si, cualquier fallo en la electricidad, es una gran amenaza para las mismas.

En el ataque, se vieron afectadas varias centrifugadoras y así mismo la capacidad nuclear Irani. Expertos aseguran que este ataque significa por lo menos 9 meses de atraso en el programa nuclear Irani. Es decir, que tan solo en 9 meses, Irán va a volver a tener la capacidad nuclear que tenía antes de este 11 de Abril.

Haya o no haya sido Israel el responsable de este ataque, esto lo beneficia de manera considerable. Pues la capacidad de su peor enemigo de producir un arma que amenace la existencia de Israel se ha atrasado ahora 9 meses, lo que representa un tiempo muy valioso para actuar y tratar de evitar del todo que Irán consiga armas nucleares.

Adicionalmente, les quiero contar que este no es el primer ataque que experimenta la facilidad nuclear Natanz. Se ha revelado que en Julio del 2020, explotó allí una bomba que venía escondida en una mesa.

Sin  embargo, esta vez, Irán ha declarado que va a reemplazar estas centrifugadoras con unas más avanzadas y eficientes. Asimismo, el gobierno Irani anunció también que va a empezar a enriquecer su uranio a niveles que nunca antes había admitido hacerlo. 

Este aumento de enriquecimiento es muy significativo, pues estamos hablando de un salto de un enriquecimiento de un 20%, a uno de un 60% que es significativamente más cerca al nivel de enriquecimiento que el uranio necesita para ser usado en un arma nuclear, el cual es de un 90%. 

De igual manera, les quiero contar que el gobierno Irani ha nombrado a un sospechoso del ataque. Este se llama: “Reza Karimi” quien es un ciudadano Irani de 43 años de edad y al parecer abandonó el país ese mismo día. 

Ahora, Irán y los Estados Unidos están en negociaciones indirectas en Viena mediadas por entidades europeas. Pues tenemos que entender que aunque Estados Unidos salió del acuerdo nuclear con Irán en 2018, todavía hay 5 potencias que siguen en el acuerdo y son: Rusia, China, Francia, El Reino Unido, y Alemania.

Todas estas potencias siguen cumpliendo el acuerdo y han levantado todas sus sanciones a Irán. Sin embargo, las sanciones Estadounidenses son las que más peso tienen y hoy en día están vigentes.

Irán se ha reunido en Viena con las potencias que siguen haciendo parte del acuerdo para discutir los siguientes pasos e intentar salvar el acuerdo. A pesar de ello, la declaración Irani de su aumento de porcentaje de enriquecimiento de uranio complica todo mucho más. 

Aparte de eso, Irán exige que para volver a cumplir los acuerdos, Estados Unidos debe levantar las sanciones impuestas hacía eses país, y ese sería el punto de partida.

Aparte de eso, quiero hablar de una posible represalia que Irán tomó a partir de este ataque a su planta nuclear. El 13 de Abril, dos días después del ataque, un barco perteneciente a Israel que pasaba por el Golfo de Omán, fue atacado por medio de un misil.

El gobierno Israeli, ha declarado que el barco si sufrió daños pero que afortunadamente no hubo ningún herido. Y asimismo, Israel culpa a Irán de haber ejecutado este ataque.

Este no es el primero de estos ataques, pues últimamente varios barcos tanto Iraníes como Israelíes han sufrido ataques y los dos gobiernos culpan al otro de haber sido responsables de los mismos.

Los expertos argumentan que hay una supuesta guerra naval en las sombras entre estos dos países, creando así, un nuevo frente de guerra que se le sumará al que estos dos países estaban usando antes de que esto iniciara, y es el ciberespacio.

Como podemos ver, hasta ahora, este evento en la planta nuclear Natanz ha sacudido un poco a la región y al mundo y ya ha creado una serie de consecuencias drásticas. Vamos a ver si las sigue creando a futuro.

Por un lado, tenemos que quedarnos pendientes de los ataques entre Irán e Israel, y por el otro, tenemos que seguir que es lo que va a pasar con el acuerdo nuclear Irani, si es que estados unidos volverá a unirse, o si Irán va a seguir enriqueciendo uranio de manera descontrolada como lo ha hecho hasta ahora. 

Tenemos que entender que tan solo con volver al acuerdo, no se soluciona el problema. Pues la comunidad internacional se tiene que asegurar que Irán no está enriqueciendo uranio de manera clandestina y fuera del acuerdo. Porque si es así, el levantamiento de las sanciones impuestas a este país sería el último obstáculo que evita que Irán tenga una producción nuclear eficiente.

Write A Comment