Archive

noviembre 2021

Browsing

Para contribuir a nuestra creación de contenido entra al botón abajo:

Become a Patron!

Para ver el curso de Hebreo recomendado por Etzlil, entra aquí:

http://tracking.eteachergroup.com/SHa

Bashar Al Assad, el tirano más infame del Medio Oriente, el hombre que atacó a su propio pueblo sin ningún tipo de piedad, el mismo que hizo hasta lo impensable para quedarse en el poder, está gozando ahora de amistades que han sorprendido al mundo.

Este mes, el presidente Sirio recibió una visita diplomática bastante inesperada. Pues el ministro de relaciones exteriores de los Emiratos Arabes Unidos, Abdullah Bin Zayed al Nahyan ha llegado a la capital Siria para reunirse con su presidente. 

Esto es una gran sorpresa debido a que Los Emiratos fue uno de los países que más apoyo a los rebeldes que intentaron bajar a Bashar Al Assad del poder durante los 10 años que lleva su país en guerra civil. 

¿A qué viene todo esto? ¿Por qué el cambio de opinión? Vamos a analizar todo el contexto para entender lo sucedido.

La Primavera Arabe y la Guerra en Siria

Para entender todo necesitamos recordar los eventos de la Primavera Árabe. Pues como sabemos, a principios del 2011 iniciaron protestas a lo largo del mundo árabe por parte del pueblo para bajar así a sus dictadores o monarcas del poder con el objetivo de llegar a ser un país democrático. 

Estos sucesos resultaron en la mayoría de casos en confrontaciones bastante violentas entre los manifestantes y las fuerzas armadas de cada país. Sin embargo el desenlace de estos eventos en cada uno de los países en donde acontecieron, fue otro. 

En algunos de ellos como Argelia, Bahrein, Oman o Marruecos, las manifestaciones no resultaron en un cambio de gobierno pero sí lograron ciertas reformas en la política interna de sus países, las cuales los acercan un poco más a la democracia.

En Egipto por ejemplo, cayó el gobierno, se hicieron al año siguiente elecciones democráticas y un año después con un golpe de estado el país volvió a la misma situación en la que estaba antes del 2011.

Túnez por su lado fue el único país que logró una transición exitosa a un sistema democrático.

Y por último, las protestas de la Primavera Árabe desataron una guerra civil. Esto en los casos de Libia, Yemen y Siria. Todas las anteriores duraron por lo menos 10 años. La guerra Libia terminó hace unos meses y para diciembre de este año hay programadas unas elecciones democráticas por primera vez en la historia del país.

Por el otro lado, las guerras en Yemen y Siria con altos y bajos, se puede decir que siguen sucediendo. Ahora, es importante notar que tanto en Libia como en Yemen el dictador al que pretendían bajar del poder, lo bajaron. Ya sea el caso de Gaddafi en Libia o de Ali Abdullah Saleh en Yemen, y luego de eso, la guerra por el poder continuó.

El caso de Siria es diferente. Pues Bashar Al Assad, quien estaba en el poder cuando comenzaron las protestas, no fue vencido y hasta hoy, sigue gobernando el país. Convirtiendo así a Assad en el único gobernante de los 3 países que entraron en guerra civil a causa de la Primavera Arabe en conservar el poder. 

Me imagino que se estarán preguntando ¿cómo lo hizo?

Pues Assad tenía en su contra a muchos grupos diferentes, y no solo eso, algunos de ellos eran muy poderosos.

Por un lado, estaban los kurdos que son un grupo étnico que aspira a la independencia en parte del territorio de Siria. Los Kurdos tienen su propio ejército y durante la guerra lograron conseguir autonomía en ciertas partes del país. 

Por otro lado, estaban grupos musulmanes sunitas extremistas como ISIS o el Estado Islámico, y Al Qaeda. Estos grupos trascendieron de su país originario y país vecino a Siria, Iraq al detectar allí una oportunidad para expandir su territorio e influencia debido al caos. 

Por último, estaban los rebeldes, que eran los manifestantes originales al inicio de la Primavera Árabe. Estos representaban a la mayoría del pueblo Sirio ya que eran musulmanes Sunitas como lo son el 90% de los Sirios musulmanes, tratando de bajar del poder a la minoría que lleva gobernando desde que el padre de Assad subió al poder en 1970, los Alauitas, que pertenecen a la corriente chiita.

Los rebeldes fueron apoyados por dos actores muy importantes. El primero, una facción del propio ejército de Assad que decidió disidir y unirse a los manifestantes y apoyarlos con sus tropas y sus armas. El segundo, que es aún más grande, es la coalición de las potencias sunitas del Medio Oriente, encabezada Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

Estos países entraron a asistir a los rebeldes por una razón principal: por el hecho de que el presidente Assad estaba siendo apoyado por Irán y Hezbollah y vieron en la revolución una oportunidad perfecta para de pronto bajar al gobernante chiita y conseguir influencia en la zona. 

Ahora, si estos países atacaron a Assad con todos sus recursos y se esforzaron tanto para bajarlo del poder, por que ahora le hacen visitas diplomáticas?

Quédense con esta pregunta sin responder por ahora ya que quiero seguir contándoles cómo se complicó un poco más el asunto y esta explicación va a sumar a lo absurdo de la situación. 

Cuando la guerra se puso un poco más compleja, las potencias mundiales entraron también en el cuento. Rusia por un lado se metió a defender a Assad ya que le conviene tener influencia sobre ese país. Pues el presidente Assad le permite a Rusia tener en el territorio Sirio bases militares, y más importante aún, un boleto de salida al mar mediterráneo como lo tiene Estados Unidos con sus aliados Israel y Egipto.

Asimismo, Estados Unidos entró también a la guerra en contra del presidente Assad después de un ataque de armas químicas que éste realizó en contra de su propia población. Cuando esto pasó, no solo Estados Unidos entró a atacar a Assad sino que la liga Arabe, que es una organización que agrupa a los estados Árabes que se encuentran en el Medio Oriente y el Norte de África, decidió expulsar a Assad de la organización. 

Desde ese entonces Siria se encuentra prácticamente en un aislamiento diplomático y económico tanto del mundo como del mundo árabe. 

Aun con tantos actores en su contra, con potencias regionales y mundiales que lo querían fuera del poder, Bashar Al Assad logró quedarse al mando.

Me imagino que  se preguntarán cómo lo hizo. Pues hay dos razones principales. La primera, que es la misma razón por la que este presidente entró en un aislamiento diplomático, es la falta de ética en la guerra. Como dije antes, Assad atacó indiscriminadamente pueblos y ciudades enteras con tal de reprimir los esfuerzos de bajarlo del poder. Matando así niños, mujeres, ancianos y cualquier ciudadano que se encontrase en la región donde Assad atacara.

La segunda es el apoyo incondicional de Irán, una potencia regional, y de Rusia, una potencia mundial. Estos dos países siguieron asistiendo a Assad aun cuando este practicaba crímenes de guerra en contra de su población. Esto con tal de mantener la influencia sobre Siria. 

Durante la guerra no se sabía que pasaría, el futuro era incierto, no se sabía si lograrían bajar a Assad del poder, si los rebeldes controlarían al país, si los kurdos declararían la independencia en una zona del mismo. Pues ahora, después de 10 años de esta guerra violenta, la imagen ya es más clara y estamos seguros de que por ahora Assad va a seguir en el poder.

Assad Regresa del Aislamiento

Tal vez estos segundos de música les dieron tiempo para reflexionar y responderse solos la pregunta que nos planteamos al principio del episodio. ¿Por qué el ministro de relaciones exteriores de los Emiratos Árabes Unidos ha realizado una visita diplomática al presidente que tanto su país se esforzó por bajar?

¿Habrán los países árabes perdonado los crímenes de guerra por los que aislaron a Siria?

Pues tenemos que entender que ya quedó claro que Bashar Al Assad va a seguir gobernando el país. Los países sunitas ya se dieron cuenta que los esfuerzos para bajarlo del poder no son muy productivos.

Además, Siria es un país que se encuentra totalmente destruido a causa de la guerra y necesita reconstruirse. Sus dos ciudades principales Damasco y Aleppo se convirtieron en escombros. Hay más de 6 millones de refugiados fuera del país y otros casi 7 millones desplazados internamente.

Ya Siria tocó fondo, y ahora tiene que empezar a restaurarse. Por eso tenemos que pensar que países como los Emiratos Árabes han previsto esto y han previsto también que es el mismo presidente Assad y su gobierno quienes van a decidir a quienes otorgar las contrataciones para la reconstrucción del país. 

Y esta es una razón válida pero no la principal. Como sabemos, el Medio Oriente se encuentra en una especie de guerra fría entre un bloque Chiita liderado por Irán, y un bloque Sunita liderado por Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, mas un tercer bloque sunita también de carácter mas Islamista liderado por Turquía y Catar quienes no tienen ahora nada que ver con el cuento.

En esta especie de guerra fría, cada uno de los bloques tiene como objetivo aumentar su influencia en la región. El bloque Sunita entiende que al Assad estar aislado tanto tiempo y al Siria estar completamente destruida y en una situación económica catastrófica, este es el momento perfecto para llegar a “sacar a Siria del barro” y así adquirir influencia sobre este país y por fin sacarlo del bloque chiita. Porque hoy en día quien tiene influencia en Siria es Irán, que para eso estuvo ayudando a Assad en la guerra.

Lo que pasa es que Irán mismo, el líder del bloque chiita se encuentra ahora en una muy mala situación tanto económica como política como social y le va a quedar muy difícil ser quien “saca a Siria del barro”.

En cambio, países como los Emiratos Árabes que se encuentran en una excelente situación económica si pueden hacerlo. Lo que pasa es que todo esto tiene un problema ético: ¿están estos países perdonando al dictador infame que cometió crímenes en contra de la humanidad y le van a dar una mano?

Hasta el mismo Estados Unidos ha roto el bloque económico en contra de Siria. Pues como han escuchado en episodios anteriores, Líbano se encuentra actualmente en una crisis muy severa y el país no tiene ni electricidad ni gasolina. Pues resulta que Jordania se ofreció a contribuir con electricidad y Egipto con gasolina.  

La única manera de llevar estos recursos a Líbano era por medio del territorio Sirio y fue nada más y nada menos que Estados Unidos quien costeó el transporte de los mismos por medio de Siria, rompiendo así el bloqueo económico que le había impuesto a ese país al explotar la guerra.

Para contribuir a nuestra creación de contenido entra al botón abajo:

Become a Patron!

Para ver el curso de Hebreo recomendado por Etzlil, entra aquí:

http://tracking.eteachergroup.com/SHa

Sudán es uno de los países más inestables de la región, es un país que jamás se ha acercado a su época de oro, un país en el que sus habitantes viven de desgracia en desgracia, y un país que ha experimentado tremendas épocas de violencia. El presente, no es la excepción, mientras ustedes escuchan esto, las calles de Sudán se están inundando de sangre una vez más.  

Probablemente los que siguen las noticias han escuchado un poco al respecto, tal vez las cifras de muertos y heridos que la agitación ha causado, y de pronto un poco de reacciones de la comunidad internacional al respecto. Pero hoy, vamos a explorar juntos la situación a fondo para llegar a entender a detalle este conflicto nacional. Para eso, como ya se lo esperan, vamos a regresar en el tiempo.

La Historia de Sudán

Antes de empezar, hablemos un poco de las características geográficas y demográficas del país. Sudán se encuentra en el noreste de África, limita con Egipto en el norte, Eritrea y Etiopía al Este, Sudán del sur por el sur y República Centroafricana, Chad y Libia por el Oeste. Adicionalmente, Sudán cuenta con una costa en el Mar Rojo y el río Nilo cruza el país de Sur a Norte. 

La capital y la ciudad más poblada es Jartum, que es bañada por el Río Nilo. Sudán cuenta con casi 44 millones de habitantes, de los cuales la gran mayoría son musulmanes Sunitas, y una minoría de alrededor de 5% son cristianos. La cultura predominante es la Árabe aunque también existen allí culturas nativas africanas. ya sabiendo esto, vamos a empezar a contar nuestra historia.

Sudán sufrió de colonización anglo-egipcia que duró la primera mitad del siglo XX. Finalmente, en 1956, Sudán declaró la independencia, y desde ese entonces, el país ha vivido prácticamente en una guerra civil constante. 

Cuando nombre los países que limitan con Sudán, mencione a Sudán del Sur. Pues les quiero contar que ese país no siempre existió. En un principio Sudán se independizó como  un solo país unificado que de hecho era el país más grande de todo África. Sin embargo, debido a las diferencias etno-religiosas entre los habitantes del Norte y del Sur, este país no logró permanecer unificado.  

La parte Norte, estaba habitada por una mayoría musulmana, y  la parte sur, por una mayoría cristiana. Cuando se creó el país, se fundó un gobierno en Jartum, ubicado en la región norte. Al mismo tiempo este gobierno norteño y musulmán prometió implementar un sistema federal para que el sur tuviese también cierta autonomía. Sin embargo esa promesa no fue cumplida y esto llevó a la creación de un conflicto entre un grupo que luchaba para liberar al sur, y el gobierno sudanés, rápidamente este conflicto trascendió a una guerra civil conocida como la primera guerra civil sudanesa. 

Esta guerra sucedió entre los años 1955-1972 y era conocida como una de las guerras más violentas de la historia hasta ese entonces, porque en ella perdieron su vida alrededor de medio millón de personas. 

Esta guerra terminó en 1972 con un acuerdo de paz firmado por el gobierno de Jartum y el movimiento para la liberación de Sudán del Sur en Addis Ababa, la capital de Etiopía, el país vecino. 

A pesar del acuerdo de paz, muchos habitantes del sur quedaron sentidos, y en muchos de los casos traumatizados por la violencia severa que aplicó el gobierno norteño musulmán en contra de ellos, y por eso se dice que ese acuerdo de paz no apagó el fuego verdaderamente. 

Sin embargo, en el acuerdo, Sudán del sur consiguió cierta autonomía de gobierno, y derecho a los recursos naturales de la zona, cosa que logró calmar un poco las aguas. Pero esta relativa prosperidad no duró mucho tiempo. tan solo 10 años después del acuerdo de Addis Ababa descubrieron nada más y nada menos que petróleo en el sur de Sudán. 

Cuando esto sucedió, el gobierno del norte intentó cambiar las fronteras de las zonas de autonomía para quedarse con los campos de extracción de petróleo. Y esto, obviamente, agitó nuevamente las aguas sudanesas. Así empezó la segunda guerra civil en el país, la cual fue aún más larga y más sangrienta que la primera que duró entre los años 1983-2005. 

Esta es una de las guerras civiles más largas de la historia, pues fue una guerra totalmente activa por 22 años, además, en ella murieron casi 2 millones de personas, en el sur 4 millones fueron desplazadas una o repetidas veces, y debido a la cantidad de violaciones de derechos humanos y masacres realizadas, esta es conocida como una de las guerras con la mayor tasa de muertos desde la segunda guerra mundial.

Entre tanto, en 1989, un militar llamado Omar Al-Bashir, hizo un golpe de estado y se auto declaró como la máxima autoridad del país. Esto incluía ejercer como presidente, jefe de estado, primer ministro, y comandante de las fuerzas armadas.

Al mismo tiempo, Al-Bashir prohibió la existencia de los partidos políticos, y prácticamente la de cualquier institución considerada como “no religiosa”. Al-Bashir aspiraba a aplicar la ley de la Sharia, la ley islámica, en todo el territorio nacional y así islamizar completamente al país. 

Es por eso que poco a poco el gobierno de Al-Bashir fue promoviendo la creación de grupos armados entre las minorías musulmanas del sur para usarlos como grupos proxy en contra del movimiento para  la liberación de Sudán del Sur. 

Esto escaló la guerra a un nuevo nivel. pues desde ese momento, el sur de Sudán se convirtió en una zona de guerra donde cada grupo étnico tenia su grupo armando y  luchaba contra el resto. Esto como consecuencia de la creación de las guerrillas patrocinadas por el gobierno de Al-Bashir y sus acciones en contra de minorías étnicas y religiosas las cuales crearon también grupos armados para defenderse y poco a poco estos también se volvieron grupos violentos. 

Muchos expertos describen esto como una estrategia de “divide y reinarás” diseñada por Al-Bashir y su gobierno en Jartum para poder apoderarse del sur. Y como era de esperarse, las fuerzas armadas de Sudán, que recibían órdenes de Al-Bashir, entraron al sur con toda la fuerza cuando este ya estaba casi destruido y arrestaron, torturaron y masacraron a cualquier persona, grupo o comunidad que fuera considerada como disidente de su gobierno. 

Y no solo eso, esta guerra se caracterizó por la inmensa cantidad de casos de uso de niños como soldados y niñas y mujeres como esclavas sexuales.

Es por todas estas razones que Al-Bashir es acusado por la comunidad internacional de crímenes de lesa humanidad y genocidio. de hecho, en 2009 la corte penal internacional lo declaro culpable y resolvió una orden de arresto en su contra la cual transmitió al gobierno sudanés, quien obviamente no la llevo a cabo. 

En cuanto a la arena internacional, Al-Bashir en los 90 ‘s apoyó abiertamente a Saddam Houssein, el dictador de Iraq en la guerra del golfo, y de ahí perdió definitivamente todo el apoyo de la comunidad internacional de occidente, principalmente el de Estados Unidos bajo la presidencia de Bill Clinton, quien intentó aislar completamente a Sudán de la comunidad internacional. 

Finalmente, en el 2005, después de una larga guerra llena de desgracia y sufrimiento para los civiles sudaneses, los grupos rebeldes del sur y el gobierno de Al-Bashir en Jartum firmaron la paz por medio de un acuerdo hecho en Nairobi, la capital de Kenya. 

En estas negociaciones se acordó una autonomía de 6 años para el sur de Sudán que finalmente se convirtió en la independencia de ese país en el 2011, convirtiéndose así en el país más joven del mundo. Además de eso se dividieron los ingresos del petróleo y se acordó que la ley de la sharia se aplicaría solamente en el norte.

y así terminó una época de casi 50 años de guerra consecutiva entre el Sur y el Norte de Sudán. Pero sin embargo las condiciones para los ciudadanos del norte no mejoraron, pues permanecieron bajo el gobierno del terrible dictador Omar Al-Bashir a quien no le temblaba la mano para cometer crímenes en contra de la humanidad y oprimir con mano dura a cualquier tipo de oposición hacia el o hacia las leyes islámicas de la Sharia.

La Actualidad en Sudán

De esa manera permanecieron los ciudadanos de Sudán hasta que hace 3 años, la situación económica y social del país no podía tocar más fondo, me refiero a que más de 20 millones de personas vivían bajo el umbral de la pobreza y no veían la luz. Es entonces cuando empezaron manifestaciones en masa en las calles de Jartum y otras ciudades principales que pretendían bajar a Omar Al-Bashir del poder. 

Finalmente, el 11 de Abril del 2019, el ejército que le había sido fiel tanto tiempo, le dio la espalda y le hizo un golpe de estado. Así terminó la larga y violenta época de Omar Al-Bashir como presidente de Sudán.

Sin embargo, los ciudadanos sudaneses no quedaron muy satisfechos con lo que pasó después. Pues el ejército, quien había bajado a Al-Bashir del poder, lo sustituyó con un gobierno llamado “El Consejo Militar Transicional” , el “CMT”.

Esta transición de Al-Bashir al TMC no apagó las protestas. Pues los ciudadanos siguieron manifestándose y gritando slogans como “Un ladrón cambio a otro ladrón”. Pues al fin y al cabo ese era el mismo ejército que había cometido atrocidades en contra de ellos bajo el gobierno de Al-Bashir.

El pueblo exigía que el ejército cediera el poder a los civiles, y no iba a parar de protestar hasta que eso sucediera. Es por eso que las protestas solo crecieron, y además miles de sudaneses levantaron tiendas de campaña alrededor de la central del ejército en símbolo de protesta.

Como era de esperarse el ejército no se quedó de manos cruzadas sino que respondió con mucha violencia y uso de armamento en contra de los civiles. En estos enfrentamientos murieron más de 100 civiles, y otros miles salieron heridos. Testigos también cuentan que hubo torturas y abuso sexual en contra de protestantes hombres y mujeres. Estos eventos empezaron a ser llamados “La Masacre de Jartum”.

A pesar de todo, las protestas continuaron. Y eventualmente el ejército accedió a compartir el poder con los civiles. Fue entonces cuando el “Consejo Militar de Transición” hizo un acuerdo con un grupo llamado “Las Fuerzas de Libertad y Cambio” que era prácticamente el grupo que representaba a los manifestantes.

Así fue como se creó un nuevo gobierno transicional donde las dos partes compartirían el poder por 39 meses, para que después de ese periodo se hagan elecciones.  Este nuevo gobierno transicional quedó dividido en dos: un consejo soberano liderado por el general Abdel Fattah Al-Burhan, el militar que dirigió el golpe de estado que bajó del poder al anterior presidente Omar Al-Bashir, y un gabinete civil liderado por quien se convirtió en el primer ministro Abdallah Hamdok. 

Por un tiempo, con esta solución, todo se veía bien en Sudán. Tanto sus ciudadanos como el mundo creían que el país estaba encarrilado para hacer una transición exitosa a la democracia al terminar este periodo de 39 meses.

Esto, hasta finales de octubre de este año, hasta hace menos de un mes. Pues repentinamente Al-Burhan, el general al mando del consejo soberano, decidió declarar a Sudán en estado de emergencia, y con ese pretexto destituyó al primer ministro y a todo el gobierno de transición. 

Los expertos de la comunidad internacional argumentan que esta es una clara toma de poder y describen esto como un golpe de estado. Argumentan que el general Al-Burhan pretende sabotear la transición a la democracia y quedarse al mando del país de esa manera. 

pues esta toma de poder sucedió tan solo 4 semanas antes de las acordadas elecciones y la transferencia del poder a un nuevo líder civil. Con su toma del poder el general Al-Burhan pretende también evitar ciertas consecuencias que hubiese tenido una transición del poder a un líder civil, como por ejemplo la entrega del ex presidente Omar Al-Bashir a la corte internacional de justicia cosa que no le conviene a Al-Burhan debido a que el era un general de alto rango en el ejército de Al-Bashir y también está involucrado en esos mismos crímenes de guerra.

Otra posible consecuencia de la transferencia de poder a los civiles que Al-Burhan quiere evitar es que se lance una investigación en contra del ejército por los acontecimientos de la masacre de Jartum, si, la que Al-Burhan y su ejército llevaron a cabo en 2019 en contra de los manifestantes.

Y por estas razones más el deseo de permanecer en el poder, Abdel Fattah Al-Burhan se ha apropiado del gobierno por medio de lo que muchos han llamado “un golpe de estado”.

Hamdok Vuelve al Poder

Inmediatamente después de estos sucesos que tomaron lugar el 25 de Octubre y hasta hoy, el pueblo Sudanes ha estado protestando de vuelta. Pues esto fue para ellos un asalto de la pequeña gota de esperanza que tenían.

En estas protestas ya murieron decenas de manifestantes y la violencia siguió incrementando en el país. 

Hoy, 21 de Noviembre del 2021, el general Al-Burhan ha liberado al primer ministro Abdallah Hamdok del arresto domiciliario en el que lo puso hace un mes y ha firmado con él un nuevo acuerdo para regresar al camino en el que estaban para llegar a una transición a la democracia.

Sin embargo, esto ya no satisface al pueblo, los manifestantes siguen en las calles exigiendo que no se hagan acuerdos con los militares y que el poder esté en manos civiles por completo.

El primer ministro Hamdok ha declarado que su primer objetivo ahora que ha vuelto al poder como primer ministro es terminar con el derramamiento de sangre en las calles de Sudán. 

El objetivo de este nuevo acuerdo es relanzar el plan de transición a la democracia con el fin de llevar a cabo unas elecciones democráticas en el año 2023.

A pesar de esto, la mayoría de movimientos de civiles que manifiestan rechazaron el acuerdo y dijeron cito “No hay posibilidad de negociación, ni asociación con los golpistas” es decir, con los militares.

Para contribuir a nuestra creación de contenido entra al botón abajo:

Become a Patron!

Para ver el curso de Hebreo recomendado por Etzlil, entra aquí:

http://tracking.eteachergroup.com/SHa

Milenios de Historia Judía

Para poder realmente entender qué es el sionismo y de donde viene, tenemos que hacer un recorrido express por algunos de los últimos milenios de la historia judía. Vamos a devolvernos en el tiempo y aterrizar en la tierra de Israel, que en ese entonces tenía otro nombre, que ya lo vamos a ver, en el siglo 2 antes de la era común.

Estamos hablando de la última época de independencia que tuvieron los judíos en esta tierra. En ese entonces se llamaba Judea y el reino judío que existía allí, era el de los Macabeos, que de hecho es interesante pensar que tuvieron una independencia más larga que los años que lleva Israel existiendo hoy. El reino de los Macabeos estuvo en pie por 101 años. 

Sin embargo, antes de eso el pueblo judío ya llevaba más de mil años viviendo en esa zona, con algunas épocas de independencia, y otras bajo la conquista de algún gran imperio. A lo que quiero llegar es que la dinastía de los Macabeos terminó con la conquista romana de la tierra de Judea.

Los Judíos vivieron un tiempo bajo el gobierno Romano, de hecho esta es la época en la que vivió Jesús. Eventualmente empezaron los problemas entre los judíos y los romanos. De hecho, es por estas revueltas judías que los romanos cambian el nombre de la tierra de Judea a Palestina, nombre que simplemente se queda como el nombre de la tierra hasta la creación del estado de Israel casi 2000 años después. 

Las disputas entre los judíos y los romanos duraron varios años, y finalmente dieron el resultado del exilio judío de la tierra de Judea, o de palestina, como la llamaban los romanos para romper la conexión de identidad entre los judíos y la tierra.  

Este exilio en masa resultó en la destrucción del segundo templo y en la dispersión de los judíos en varias partes del imperio romano, dejando solo a 4 pequeñas comunidades que pertenecieron en su tierra natal en las legendarias ciudades de Jerusalén, Hebrón, Tiberíades y Zefat. 

Por primera vez, los judíos se vieron en la situación de no encontrarse concentrados y no tener el templo como centro de su religión. Esto hizo que los judíos que quedaron en los diferentes lugares del mapa se empezaran a juntar en comunidades cerradas donde se encargaron de cuidar su tradición de una manera muy meticulosa para no perder su carácter judío a pesar de no estar en su tierra.

Así, los judíos sobrevivieron por más de 1500 años, concentrados en comunidades, cuidando su cultura y siempre siempre deseando y rezando para que el anhelo de volver a su tierra se hiciera realidad.

Esto duró por muchos años de una manera relativamente constante, obviamente hubo altos y bajos, épocas de paz, como épocas de persecución, matanzas y migraciones en masa. Pero en grande, así se vio la vida judía por más de 1500 años, hasta que llegó algo que rompió con el status quo. 

La Ilustración Judía

Después de la revolución francesa, que promovía la libertad igualdad y fraternidad entre los ciudadanos, estos valores se empezaron a expandir por todo Europa hasta que se empezaron a aplicar en lo práctico.

Como consecuencia de esto, los judíos dejaron de ser caracterizados como judíos frente a sus respectivos estados, y se convirtieron en simplemente ciudadanos de los mismos. Asimismo, los judíos poco a poco se empezaron a integrar a la sociedad a ejercer en trabajos y cargos públicos como nunca antes había sucedido desde la llegada de sus antepasados a Europa más de 15 siglos atrás. 

Los judíos empezaron a ir a las universidades, a enrolarse a los ejércitos, a asistir al teatro, y a reunirse en las cafeterías para hablar de política como cualquier otro ciudadano de cualquier lugar de Europa. 

En un principio, este nuevo mundo de posibilidades que se abrió frente a los judíos, trajo dos consecuencias: la primera, fue que muchos, por miedo a perder la esencia de su ser, de su pueblo, de su religión y de su pasado, decidieron cerrarse en comunidades y no entrar a este nuevo mundo donde su carácter judío pasaría a estar en segundo plano.

Por otro lado, hubo judíos que decidieron integrarse a la sociedad europea y ejercer sus derechos como ciudadanos, estos pasaron a ser primero francés, alemanes o húngaros, y luego Judíos. 

Este proceso duró entre 1 y 2 siglos. En este tiempo muchos judíos llegaron a cargos importantes en los diferentes ejércitos, ejercieron como profesores universitarios, abogados, escritores, artistas y cualquier profesión que se puedan imaginar. 

Sin embargo, les voy a contar una historia que sucedió en este contexto que cambió la historia del pueblo judío, y la del medio oriente también.

Teodoro Herzl y el Caso Dreyfus

Un joven escritor y periodista judío que vivía en Viena, la en ese entonces capital del imperio Austrohúngaro, fue trasladado a París como corresponsal del periódico en el que trabajaba basado en Viena. 

A pesar de que este señor era judío, era bastante laico, y el carácter judío en su ser era tan solo un componente ancestral que se encontraba en un segundo plano en su identidad.

Durante su estancia como corresponsal en París, a este joven se le permitió la asistencia a la ceremonia de degradación de un capitán del ejército francés que fue injustamente acusado y culpado de ser un espía alemán por el simple hecho de ser judío. Este capitán se llamaba Alfred Dreyfus. 

En esa ceremonia de degradación, este joven periodista, que se encontraba entre la audiencia, no hacia mas que escuchar insignias antisemitas como “Muerte a los Judíos”, seguidas de una protesta anti judía que este joven se encontró al salir del edificio después de la audiencia. 

Así, a este joven se le vino el mundo abajo. Este joven que estaba tan orgulloso de ser un ciudadano Austrohúngaro, y tan orgulloso de pertenecer a la clase ilustrada de Europa, tan orgulloso de sentirse como una persona influyente en la sociedad, se dio cuenta de que la vida de este capitán judío en el ejercito Francés podría convertirse en un abrir y cerrar de ojos en su historia, y en la historia de cualquier otro judío que estaba integrado en la sociedad europea.

Este joven entendió que por más ilustrado que fuera, por más laico que fuera, siempre sería diferente, por el simple hecho de ser judío. Es por eso que empezó a buscar en su cabeza posibles soluciones para ese problema, y ahí fue cuando empezó a soñar. 

Este joven empezó a sonar con un lugar donde los judíos puedan formar una sociedad ilustrada sin la necesidad de ser discriminados, sin la necesidad de renunciar a su identidad judía, y sin la necesidad de temer a que se les caiga el mundo entero encima por ser judíos. 

Este joven del que hablo, se llamaba Teodoro Herzl y fue el padre del sionismo.

El Sionismo en Práctica

Después de todo esto, Herzl empezó a desarrollar sus ideas, empezó a escribir y así también a propagarlas entre judíos de todo Europa que de alguna manera se identificaban con lo que Hertz describía. 

Ahora, esta idea de un lugar para que los judíos puedan construir una sociedad ilustrada y al mismo tiempo sentirse seguros, mezclada con el anhelo milenario de regresar a la tierra natal del pueblo judío, se puede decir que en grande eso era en esa época el sionismo. 

Esta solución, fue presentada por Herzl en un libro llamado el estado judío en 1896. Un año después, se llevo a cabo el primer congreso sionista en Basilea, y posteriormente fue creada la organización sionista mundial, con Hrezl ocupando el puesto de su primer presidente. 

En los congresos sionistas se discutía la manera en la que se llegaría al objetivo principal del movimiento, crear un estado judío independiente. Obviamente la aspiración siempre fue hacerlo en la tierra natal del pueblo judío, que en ese entonces se encontraba bajo dominio del imperio Otomano.

Sin embargo, había mucha desesperación por parte de muchas comunidades judíos que sufrían una y otra vez  los terribles pogromos que son revueltas espontáneas en contra de comunidades judías donde multitudes llegaban a sus viviendas, destruían y robaban sus propiedades, violan a sus mujeres y asesinaban a muchos de sus miembros. 

Por esta misma desesperación, en los congresos sionistas se propuso en dos oportunidades, levantar el estado judío en otros lugares diferentes a la tierra natal del pueblo judío, la tierra de Palestina. En estas propuestas, se pusieron sobre la mesa las ideas de levantar un estado judío en Uganda o en Argentina.

Esto era debido a que la tierra de Palestina estaba bajo el dominio de un imperio muy grande y poderoso en ese entonces, y se sabía que conseguir fundar un estado judío allí seria mucho mas difícil y tomaría mucho más tiempo, y el antisemitismo en Europa solo incrementaba cada día.

Sin embargo, estas ideas de lugares diferentes para el estado judío nunca fueron aceptadas, ya que los sionistas decidieron no renunciar al anhelo milenario de regresar a vivir a su tierra natal, y allí fundar un estado moderno e ilustrado.

La Migración Judía a la Tierra de Israel

Con todo este movimiento y esta idea compartida por cada vez más judíos, empezaron a llevarse a cabo las Aliyot, las olas migratorias de judíos a la tierra de Israel. La primera de ellas, inicio incluso antes del primer congreso sionista, y al cabo de 20 años, ya 35.000 judíos, principalmente de la Rusia Zarista, ya habían inmigrado a la tierra de Israel y habían formado colonias agrícolas financiadas por filántropos judíos del occidente de Europa, como el Baron Rothschild.

Esta primera Aliyá, fue hecha principalmente por personas que huían del antisemitismo en sus países, y debido al movimiento sionista, habían personas que les financiarían su llegada y su estadía en primera instancia en la tierra de Israel. 

La segunda Aliyá, que ya fue mucho más influenciada por la ideología sionista, trajo a jóvenes pioneros de todo Europa, en su mayoría pertenecientes a movimientos juveniles sionistas que preparaban a los jóvenes en sus respectivos países para que llegaran a la tierra de Israel y ya supieran trabajar la tierra y así pudieran ser útiles para ayudar a construir el estado desde el primer momento.

Durante esta segunda Aliyá que empezó en 1904, también se crearon lo que son los Kibbutzim, que eran asentamientos agrícolas que se establece en una tierra determinada, la convertían en tierra fértil y levantaban allí una sociedad con ideales socialistas, lo que  se creía necesario en ese entonces para poder aportar a la creación del país en construcción.

Los Kibbutzim fueron una parte muy importante para la creación de Israel. Estos generaban la mayoría de productos agrícolas que la población consumía, también servían como centros de absorción para nuevos emigrantes que llegaban a la tierra de Israel, y  además fueron esenciales para proteger a la población  de amenazas enemigas.

Con todo esto, llegamos a la primera guerra mundial, donde cae el imperio Otomano, que era quien gobernaba en la tierra de Israel. Inmediatamente, esa tierra como la de casi todos los países que  existen hoy en Medio Oriente, cae en manos de una potencia europea. En el caso de la tierra de Israel, cae en manos de los Británicos.

Durante la guerra, varios grupos judíos se habían aliado a los británicos para ayudarlos a vencer al imperio Otomano. Por ejemplo, estaba el grupo NILI, que era una red de espías judíos que habitaban ya en la tierra de Israel, y pasaban información a los británicos sobre los movimientos del ejército Otomano. No se si  conocen, pero la famosa Sarah Aronson, era una de las dirigentes de este grupo.

Por otro lado estaba también la Legión Judía, una unidad militar compuesta  por judíos voluntarios que se unió a las fuerzas del ejército Británico durante la guerra en batallas que  eran en contra del imperio Otomano. A esta unidad pertenecieron algunos de los famosos padres del sionismo, tales como Zeev Jabotinsky y  Joseph Trumpeldor. 

También durante la primera guerra mundial, la dirección sionista recibió del imperio Británico la primera legitimación internacional oficial de lo que estaban haciendo, la declaración Balfour. Este era un documento que declaraba que el gobierno Británico veía con buenos ojos la creación de un hogar nacional judío en la tierra de Palestina.

Todo esto hizo que la transición de estar bajo dominio Otomano a estar bajo dominio Británico fuera positiva para el movimiento sionista.

Israel Bajo el Mandato Británico

Durante todo este tiempo, los judíos en la tierra de Israel, se encargaron literalmente de construir un estado antes de que su declaración fuera oficial. Pues tenían su propia producción agrícola, centros de absorción, la agencia judía funcionaba como una especie de gobierno, además tenían un grupo de defensa llamado Hagana, y luego se crearon también otros grupos. Y esto hizo que cuando llegara el momento de declarar el estado, ya solo quedara declararlo y este pudiera empezar a funcionar al día siguiente.

De todas maneras, después de que los británicos tomaran el dominio de la tierra, no todo era color de rosas. Entre los años 1936-1939, el Alto Comité Arabe, que era el liderazgo de los árabes que vivían en el territorio, declaró una huelga y el inicio de una revuelta.

Esta revuelta árabe se trato de atacar poblados judíos y militares ingleses para lograr frenar la migración judía y la construcción del estado judío. Bajo la presión de estas revueltas, los británicos decidieron sacar órdenes de restricción de la migración judía al territorio, conocida como los libros blancos.

En estos mismo años, empezó la segunda guerra mundial y los judíos en Europa estaban siendo deportados a campos de exterminio a manos de la Alemania Nazi. Los que lograban huir de alguna manera u otra, tenían opciones muy limitadas. Poco a poco varios países fueron cerrando sus puertas a judíos y más encima, el estado judío en construcción, no tenía permitido recibirlos.

Hay varias historias de barcos que llegaron llenos de judíos europeos huyendo de los Nazis que fueron devueltos a Europa o llevados a campos de detención en Chipre por parte de los británicos. 

Sin embargo, los grupos de defensa judíos que estaban en la tierra de Israel, se ingeniaron misiones para ayudar a entrar a estos judíos que huían de Europa. Muchas de estas misiones fueron exitosas, y otras fueron fallidas.

Ya después de la segunda guerra mundial, en el año 1947, la recién creada organización de las naciones unidas propuso un plan de partición de la tierra de Palestina para que allí se crearan dos estados: uno judío, y uno árabe.

En ese momento, el liderazgo judío acepto, mientras que el liderazgo árabe rechazo la oferta debido a que el aceptarla significaba aceptar también la existencia del estado judío, cosa que no estaban dispuestos a hacer.

Esto desató una guerra entre los habitantes árabes y los judíos, que duró de noviembre de ese año, a mayo del año siguiente. En ese mayo, en 1948, los británicos declararon su retirada, y con la misma, el liderazgo judío declaró la creación del estado de Israel. Y así se cumplió el anhelo de 2000 años que se convirtió en una idea moderna un casi un siglo atrás.

Aunque al día siguiente, varios países árabes vecinos atacaron al estado recién nacido, y a pesar de que en esta guerra la población judía del estado de Israel perdió a un 1% de su población, este país, logró asegurar su existencia, y así, la ideología sionista llego a cumplir su objetivo inicial, la creación de un estado judío en la tierra de Israel, donde los judíos puedan desarrollar una sociedad ilustrada y sobretodo segura, donde el ser judío no sea un factor a temer.